El velatorio de los policías municipales de Carolina asesinados el pasado lunes durante una extensa persecución comenzará mañana, viernes, en la Funeraria González Lago de este municipio, informo el comisionado de la Policía Municipal, Rubén Molleno Cintrón.

Se espera que los cuerpos de Luis X. Salamán Conde, quien laboraba hace 11 meses en la División de Tránsito y que falleció en el hospital de la Universidad de Puerto Rico en Carolina, así como de Eliezer Hernández Cartagena, adscrito a la Unidad de Ciclistas de la zona turística, sean expuestos en capilla a eso de la 1:30 p.m.

En el incidente, el cual fue achacado a un miembro de la peligrosa organización criminal Fuerzas Armadas Revolucionarias de Cantera (FARC), David Rivera Batiz, también murió el agente estatal adscrito a la Unidad Turística de Isla Verde, Luis Marrero Díaz, de 43 años y quien llevaba laborando 19 años en el Negociado de la Policía. Un cuarto policía resultó herido.

El velatorio de Marrero Díaz comienza esta tarde en la Funeraria Díaz, en Toa Alta, según informó ayer la Policía.

Por otro lado, Molleno Cintrón indicó que el sábado se realizará un acto en honor a los policías caídos. Comenzará con un recorrido por la ciudad, el cual está previsto para comenzar a las 8:30 a.m. desde la funeraria localizada en la avenida 65 de Infantería, en Carolina.

Se prevé que la comitiva llegue a eso de las 10:00 a.m. al estacionamiento del estadio Roberto Clemente Walker, en Carolina, donde se realizaría la ceremonia de ascenso de ambos agentes a sargentos y los actos de homenaje póstumo.

El entierro está previsto para el sábado al mediodía en el cementerio Borinquen Memorial, también en Carolina.

Tras informar sobre las exequias, Molleno Cintrón agradeció la cooperación ciudadana para que se diera por esclarecido el caso.

“Nosotros estamos satisfecho con la investigación que hizo el Negociado de la Policía de Puerto Rico, en unión con agencias federales, por la prontitud y el esmero que le pusieron en este caso. No era el resultado que uno esperaba, porque resolver un caso con un asesinato, es la muerte de una persona. Pero, en cuanto a la labor, estamos satisfecho. Nos otorga un poco de tranquilidad al personal”, afirmó.

La matanza de los tres policías se reportó el pasado lunes en la tarde. El primer agente que falleció fue Salamán Conde, quien llegó a atender una escena de un accidente y Rivera Batiz le disparó con un arma larga.

La persecución se extendió por la avenida Ramón Baldorioty Castro e Isla Verde. Culminó cuando Rivera Batiz abandonó el auto en la calle Júpiter y se internó al residencial público Luis Lloréns Torres, en Santurce.

Rivera Batiz fue asesinado. Su cuerpo apareció en la madrugada del martes con un letrero de cartón que leía: “Yo soy el responsable del asesinato de los guardia(s). Aquí está”.

El comisionado de Carolina expresó que las personas que toman el camino de la criminalidad “solo les espera tres cosas: la cárcel, el hospital o el cementerio. Los que escogen ese camino tienen que estar dispuesto a esas tres cosas”.

El funcionario policiaco indicó que los agentes municipales de Carolina están adiestrados y equipados, pero que se analizará si se necesitan hacer cambios tras este lamentable incidente.

“El Departamento de la Policía Municipal cuenta con armas largas y chalecos a prueba de bala y anualmente se adiestran. Si tenemos que mejorar algo dentro del sistema policiaco, lo vamos a mejorar. Pero, nuestro personal está adiestrado... Le hemos dado el mejor equipo que pueda existir”, señaló Molleno Cintrón.