La Fiscal a cargo del Distrito de Puerto Rico, Rosa Emilia Rodríguez, indicó este martes que oficiales de ley y orden del gobierno federal han comenzado a brindar apoyo a la Policía de Puerto Rico en las tareas de seguridad y ofreciendo escolta a camiones de gasolina y diésel para llevar el combustible a distintos puntos de la Isla.

Rodríguez indicó qué oficiales federales de todas las agencias de ley y orden como el Buró Federal de Investigaciones, el Negociado de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF) y el U.S. Marshall están proveyendo asistencia luego de firmar un acuerdo que apodera a dichos agentes a intervenir en caso de que personas o establecimientos violen el toque de queda o la prohibición a la venta de bebidas alcohólicas.

Rodríguez no pudo precisar de inmediato el número de agentes asistiendo a las autoridades locales, pero dijo a GFR Media que diariamente, están llegando oficiales federales desde diversos estados de Estados Unidos para proveer respaldo a la Uniformada.

“Vamos a intervenir, hay mucho novelero en la calle”, dijo Rodríguez, quien pidió calma a la población al tiempo que reconocía que restaurar el suplido de combustible tomará tiempo.

Rodríguez informó de las gestiones de seguridad pública federal en curso durante la sesión informativa que realizó el secretario de Asuntos Públicos, Ramón Rosario Cortés, desde el Centro de Comando para responder a la emergencia provocada por el huracán María y que ubica en el Centro de Convenciones en Miramar.

Hasta ayer, según Rosario Cortés, se habían efectuado 43 intervenciones por violaciones a la llamada ley seca y 36 por violaciones al toque de queda.

Rodríguez reveló que el huracán María provocó daños a las instalaciones de suplido de diésel de Puma Energy en Cataño, pero la situación se corrigió durante la noche. Tras repararse la avería, dijo Rodríguez, oficiales federales están dando escolta a los camiones que suplen gasolina y diésel a estaciones, una labor que se está realizando de noche.

Según Rosario Cortés, en la mañana del martes, habían salido más de 45 camiones de combustible y se esperaba ampliar la distribución a 108 estaciones adicionales.

Sobre 11,000 refugiados

El gobierno intenta dar orden al suplido de combustible al tiempo que intenta llevar alimentos y comida a diversos puntos de la Isla, y en especial, a refugiados.

Al presente, dijo Rosario Cortés, el gobierno debe proveer asistencia a 11,437 refugiados en unos 179 refugios en toda la Isla. El funcionario no pudo proveer un desglose inmediato de la ubicación de estas personas.

Lo que sí aseguró Rosario Cortés es que el Departamento de Educación ya había podido enviar suministros a cuatro de las seis regiones en que se dividió la Isla para manejar la emergencia. El Departamento de Educación es la dependencia a cargo de preparar las comidas para refugiados a través del programa de Comedores Escolares.

Rosario Cortés instó a los alcaldes a recurrir a los centros de distribución regional que se crearon para suplir alimentos y suministros a los diversos municipios. Para responder a la emergencia, el gobierno agrupó en zonas los 78 municipios de Puerto Rico y creó centros de distribución regionales, de manera tal que los alcaldes de los municipios puedan acudir a estos centros para buscar agua y alimentos.