El alcalde de Arecibo, Carlos Molina, está seguro que prevalecerá en los tribunales para continuar con el cobro por el por recogido de la basura en su pueblo.

“Esto vino para quedarse. Esto va a pasar como en todos los estados; como pasa en otros países donde todo el mundo paga por los desperdicios sólidos”, sostuvo el ejecutivo municipal.

Aunque no quiso adelantar qué harán, confirmó que los abogados del municipio solicitaron una opinión al Centro de Recaudaciones de Ingresos Municipales (CRIM), que usarán en el tribunal.

El pasado 6 de julio, el juez Santiago Cordero, luego de consolidar tres demandas presentadas en el Tribunal de Primera Instancia de Arecibo, determinó que no procedía el cobro por el recogido de la basura a los ciudadanos.

Las ordenanzas municipales que dieron paso al cobro fueron la 36 (para establecer una tarifa residencial) y la 53 y la 59 (para fijar los métodos de facturación y las penalidades por el incumplimiento).

El juez Cordero expresó que las ordenanzas no pueden ir por encima de una ley y la ley del CRIM clarifica que su Junta de Directores es la que establece las regulaciones para que los municipios puedan tomar decisiones sobre ese asunto.

“Solicitamos una opinión del CRIM y en esa opinión es que nos vamos a basar. Estamos en ley y vamos a hacer unos planteamientos en los próximos días (la semana entrante)”, dijo Molina al agregar que “la ley faculta a los municipios para que se pueda cobrar por la basura”.

“Hay un proceso legal que se está llevando a cabo. Nuestros abogados tienen unos planteamientos y esos planteamientos se van a hacer legalmente en los próximos días. El juez se expresó, y con respeto a la Rama Judicial, nosotros tenemos un derecho de acudir a otro foro o acudir en reconsideración al mismo Superior”, mencionó.

El ejecutivo municipal mencionó que “hay unos detalles que nuestros abogados tienen en sus manos. Haremos un planteamiento sumamente importante porque tenemos que expresarnos y entendemos que nosotros tenemos la razón y yo espero en Dios prevalecer”.

Sobre el dinero recaudado entre los ciudadanos antes de la orden del juez, que según Molina están entre los $170 a $190,000, este dijo que siguen en una cuenta hasta que el caso se resuelva.

El también presidente de la Federación de Alcaldes, que agrupa a los alcaldes del Partido Nuevo Progresista (PNP), argumentó que un 90% de los municipios quieren cobrar por el recogido de la basura. En su caso, ya los comercios llevan dos años pagando por el servicio.

Hasta debajo de las piedras

Molina dijo que el recogido de la basura es una de las alternativas que tienen los municipios para allegar ingresos ante la crisis que enfrentan.

Ya para el presente año fiscal, todos dejaron de recibir miles de dólares, en algunos casos par de millones, ante la eliminación por parte del Gobierno central de subsidios ($350 millones en dos plazos).

Así que los alcaldes se están reuniendo, dos veces o una vez al mes para buscar alternativas y conseguir chavos.

El ejecutivo municipal explicó que para tener más dinero en caja, se irá sobre las propiedades que para efecto del CRIM nunca han sido tasadas, se le han hecho mejoras o aquellas donde, por ejemplo, le han construido otra residencia en los altos. 

Si logran poner la acción donde ponen la palabra, anualmente los municipios podrían recibir $200 millones adicionales.

Ante la situación “complicada” en los pueblos “estamos apostando a la organización del CRIM, a que sean más eficiente, que podamos buscar todas esas propiedades que realmente no están pagando, que están rentadas”, indicó.

Ejemplificó que “hay miles de personas que tienen casas y las tienen alquiladas. Pues esa persona no puede estar exenta en el CRIM. Está cobrando por una renta y tiene que pagarle al estado. Cuando te pones a ver, hay miles de casos y eso nos daría un impacto económico que se está estimando en más de $200 millones”.

Exhortó a las personas que saben que están violando la ley y a quienes calificó de “injustas” a que “antes de que vayan a tocarle a la puerta, váyase, inscríbase, registre la casa”.

Dijo que el cobro será retroactivo “y la multa va hacer bien grande”.