El secretario de la gobernación William Villafañe hizo hoy un llamado público a la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) a que desista de la demanda que presentó en el Tribunal Federal para obligar la implantación de la reducción de la jornada laboral en el gobierno que estaba pautada para iniciar el pasado 1 de septiembre.

“¿Cómo es posible que no se haya dicho nada? ¿Cómo es posible que no se haya comunicado un miembro de los siete miembros de la Junta? Y que no es que no haya meramente habido esa comunicación, que no hayan mostrado el interés de ayudar seriamente a Puerto Rico (a causa del paso del huracán Irma). Si hay algo que distinguiría y creo que atinaría la Junta de hacer es comenzar retirando y desistiendo de la demanda que tienen incoada contra el gobierno de Puerto Rico en los tribunales (para que se ordene la implantación de la reducción de jornada)”, dijo el funcionario durante una rueda de prensa en La Fortaleza en la que dio una actualización sobre las labores de recuperación tras el paso del fenómeno atmosférico por Puerto Rico el pasado miércoles.

Villafañe dijo que no han recibido alguna comunicación de los siete miembros del ente creado por la ley federal Promesa en respuesta a la crisis fiscal y económica que enfrenta el país.

“Hasta esta mañana el gobernador (Ricardo Rosselló Nevares) no había recibido llamada ni comunicación alguna de parte de ninguno de los miembros de la Junta de Supervisión Fiscal”, indicó. 

Agregó que “debo resaltar” que el gobernador ha recibido llamadas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump; del vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence; del Chief of Staff de las Casa Blanca, John Kelly; del secretario de Salud federal, Tom Price, entre otros, para brindar apoyo moral y de recursos a fin de estabilizar y ayudar en la recuperación de la Isla.

“Me parece altamente preocupante que las personas delegadas por el Congreso y la Casa Blanca a ayudar a Puerto Rico en el proceso de atender la crisis fiscal que experimentamos, que no se hayan comunicado tan siquiera para preguntar el estado de situación de Puerto Rico al señor gobernador, demuestra una falta de sensatez y prudencia de parte de esa Junta, no con el gobierno de Puerto Rico, no con el Gobernador de Puerto Rico, con el pueblo de Puerto Rico”, expuso el funcionario.   

“Puerto Rico hoy vive unas nuevas circunstancias, un nuevo escenario, dado ese nuevo escenario, creo que todos estamos invitados a reflexionar sobre lo que es la situación fiscal del gobierno de Puerto Rico”, agregó.

Mencionó que lo que ha cambiado “dramáticamente” es que a raíz del huracán miles de personas sufrieron daños en sus pertenencias, hay abonados de la Autoridad de Energía Eléctrica sin el servicio, la infraestructura eléctrica requerirá de tiempo para su recuperación, y también hay que reparar carreteras.

“Necesitamos más que nunca la labor y gestión de nuestros servidores públicos en la calle”, precisó. 

Periodista ¿El gobierno ha llamado a la Junta para pedir ayuda?

A la pregunta, Villafañe respondió que el representante del gobernador en la JSF, Christian Sobrino, ha estado en comunicación con la directora ejecutiva, Natalie Jaresko, y con el coordinador de Revitalización, Noel Zamot, y se ha identificado un mecanismo bajo Promesa que “exploramos y vamos a aprovechar y usar”. 

Según un comunicado de prensa con fecha del 6 de septiembre y titulado Declaraciones de la Junta de Supervisión ante el paso del huracán Irma, Jaresko dice que “estamos trabajando de cerca con el Gobernador Rosselló para coordinar apoyo para Puerto Rico luego del paso del huracán. También hemos hecho un acercamiento al gobierno federal para activar el Título V de PROMESA, el cual permite a la Junta trabajar con las agencias para acelerar la activación de asignaciones y préstamos luego de un desastre”.

La comunicación también dice que “esperamos que los residentes de Puerto Rico se mantengan seguros durante el Huracán Irma y que cualquier daño a la Isla por el paso del huracán sea mínimo”.

Según Villafañe, el gobierno aún no ha respondido la demanda de la junta en el tribunal federal.