Una vaguada y una onda que es vigilada por el Centro Nacional de Huracanes, con una probabilidad mediana de convertirse en ciclón, provocarán que hoy, sábado, y mañana, domingo, sean días lluviosos, informó el meteorólogo Carlos Anselmi, del Servicio Nacional de Meteorología (SNM) en San Juan.

El experto alertó de que el peligro de estas lluvias es que pudieran provocar inundaciones repentinas, deslizamientos de terreno y crecidas súbitas de ríos, ya que los suelos están saturados tras el paso el jueves pasado de la tormenta tropical Isaías.

Hoy, la lluvia sería ocasionada por “una vaguada en la superficie que se va a mover a través del área. Va a aumentar la actividad de lluvia en la Isla y se espera que en la tarde ayude en la formación de tronadas en el interior y oeste de la Isla”.

“No se puede descartar el desarrollo de aguaceros en el este y en la zona metro de San Juan durante tarde en la mañana e inicio de la tarde”, añadió.

La probabilidad de lluvia augurada por el SNM es mediana.

“Estos aguaceros puede ocasionar inundaciones urbanas, debido a que el suelo está saturado tras el paso de Isaías. Se le dice que a la gente que ejerza precaución y al estar al lado de ríos que tengan cuidado, ya que los ríos están corriendo alto y pudiera provocar golpes de agua súbito”, afirmó Anselmi, al añadir que no se descartan derrumbes y deslizamientos.

Mañana, domingo, la humedad de una onda tropical que pasaría al norte de Puerto Rico, en combinación con la vaguada, ayudarán “en la intensificación de la lluvia”.

Gráfica de trayectoria de la onda tropical que pasará mañana, domingo, al norte de Puerto Rico.

No obstante, destacó que “la mayoría de la actividad o la actividad más fuerte (de lluvia de la onda tropical) debe estar fuera de nuestro dominio”.

Anselmi señaló, sin embargo, que volvería a haber peligro de inundaciones, deslizamientos y crecidas de ríos, debido a que los suelos están saturados.

Se espera que para el martes y miércoles de la próxima semana entre aire un poco más seco.

Cabe destacar que en el Atlántico se formó la depresión tropical 10. Sin embargo, esta no representa ningún peligro para Puerto Rico y el Caribe, según ha estipulado el SNM.

La depresión tropical 10 no representa ningún peligro para Puerto Rico y el Caribe. (Centro Nacional de Huracanes)

Pese a la actividad de lluvia esperada, la temperatura máxima pudiese ascender a 94 grados Fahrenheit, mientras el índice de calor rondaría entre los 102 a 107 grados.

En cuanto a las condiciones marítimas, se les exhorta tanto a los marineros como a los bañistas a ejercer precaución.

El oleaje estará entre cuatro a seis pies y el viento entre 15 a 20 nudos. El riesgo de corrientes está moderado en la mayoría de las playas, excepto para el oeste.