Isabela.- Las autoridades municipales  se mantendrán  monitoreando en la madrugada de hoy sábado una rotura de 24 pulgadas que tiene la represa del lago Guajataca.

Esto, luego de que ayer, viernes en la mañana, personal de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias inspeccionara el área y encontrara la falla, por lo que de inmediato se comenzaron los preparativos para la evacuación de los residentes del sector Charca en Quebradillas y los barrios Llanada, Poncito e Isabela de la tuna.

“Hemos logrado evacuar a 320 personas de los únicos barrios de Isabela y de Quebradillas que se verían afectados de ocurrir una rotura mayor o un colapso de la represa. Estamos tranquilos de que no se requeriría evacuar a ambos municipios por completo", expresó Juan Vargas, secretario de Salud Pública de Isabela.

El Servicio Nacional de Meteorología (SNM) emitió en la tarde de ayer, viernes, una advertencia de inundaciones repentinas para los pueblos de Isabela y Quebradillas debido a un fallo en la mencionada represa y recomendación de evacuar el área,  lo que provocó que múltiples familias respondieran al llamado. 

Sin embargo, personal de la Oficina de Manejo Municipal de Emergencias (OMME) de Isabela explico que en caso de una rotura, se estima que no todos los barrios de ambos municipios tendrían que evacuar y el mayor riesgo sería que el puente que conecta los municipios de Quebradillas e Isabela colapsara dejando incomunicada a la zona noroeste.

Por otra parte, las autoridades identificaron un área erosionada muy cerca de la represa lo que ha permitido que el agua encuentre otra salida permitiendo que baje la presión sobre ésta.

El gobernador Ricardo Rosselló estuvo en el área inspeccionando la situación, así como los desalojos y se mantiene en comunicación con las autoridades de ambos municipios.

Personal de la OMME  se encuentra en comunicación con las distintas agencias que trabajan en el monitoreo de la situación. Se ha organizado una visita en la mañana del sábado para acudir al área afectada de la represa para una inspección más profunda.