En uno de los casos más recientes una pareja de ancianos, residente de Toa Baja,  resultó herida en medio un robo domiciliario. Según se desprende de la investigación, un individuo entró a la residencia la madrugada del martes y les infringió varias heridas con un cuchillo mientras estos dormían. El ladrón se apropió de una billetera y dos teléfonos celulares. 

Hay varios consejos que los ancianos podrían seguir para reducir las probabilidades de caer víctimas de los malhechores. Estas recomendaciones, sin embargo, nos pueden ser útil a todos en estos tiempos en donde los pillos están buscando dinero fácil debido a la situación económica que atraviesa el país. 

Aquí varios consejos:

Al caminar

Planifique su ruta y manténgase atento a sus alrededores. 

Trate de caminar acompañado. 

Manténgase alejado de callejones y camine por áreas con buen alumbrado. 

Tenga las llaves listas cuando se acerque a su vehículo o a la entrada de su casa. 

Cargue con su cartera pegada al cuerpo.

No cargue carteras grandes ni bultos de hombro.

En las tiendas

No deje ver grandes cantidades de dinero en billetes. 

No deje su cartera sola en ningún momento. 

Es preferible el uso de cheques o tarjetas de crédito o débito, en lugar de efectivo. 

Durante gestiones bancarias

Trate de no ir al banco siempre el mismo día a cambiar los cheques.

Si le es conveniente, gestione depósito directo. 

Guarde sus pertenencias de valor en una caja de depósito. 

No guarde dinero ni prendas valiosas 

No crea en ningún negocio o transacción que le ofrezca una ganancia rápida. 

En su hogar

Nunca abra la puerta automáticamente. 

No permite la entrada a personas extrañas. 

Si observa una persona sospechosa rondando su casa, llame a la Policía. 

Mantenga siempre bien cerradas las puertas y ventanas. 

No informe a desconocidos sobre sus actividades. 

Cambie su rutina regularmente. 

No contrate trabajadores sin referencia. 

Al llegar a su casa, tenga las llaves a la mano.