El Municipio de Vega Alta respondió al pedido de ayuda de Julio A. Rolón Méndez, de 37 años, y Carmen Méndez, de 64 años de edad, madre e hijo residentes del barrio Sabana Hoyos, donde fueron víctima de un incendio.

Ambos, la noche del pasado 11 de mayo perdieron todas sus pertenencias tras un siniestro que resultó, por aparente fallo eléctrico, y consumió su residencia y todas sus pertenencias.

Según información brindada por la Administración Municipal de Vega Alta, mediante su oficial de prensa Israel Morales, “esta familia fue recibida en la oficina de Servicios a la Familia de Municipio de Vega Alta al día subsiguiente al incendio y se le proveyó ayuda de alimentos y ropa. Se coordinaron servicios a través de recursos externos, entre estos, Cruz Roja, Ejército de Salvación y Departamento de la Vivienda Estatal”.

A la familia, se le facilitaron, además, formularios, y se les ayudó a completar documentación, para obtener nuevamente sus identificaciones, las cuales perdieron en el incendio.

“Desde su visita a la oficina hemos estado en comunicación constante como fuente de apoyo para esta familia”, concluyó Morales.