La búsqueda de diésel en las instituciones hospitalarias es una pelea continúa, round a round. 

Cada día la meta es conseguir, al menos, combustible para mantener la operación del generador eléctrico por los próximos dos días y así no afectar el funcionamiento de la instalación.

Ese es el escenario con el que se enfrenta cada mañana la dirección del Hospital Bella Vista, ubicado en Mayagüez, desde el paso del huracán María. En los demás hospitales del país el panorama, según reportes de prensa desde todos los puntos de Puerto Rico, es el mismo. 

“Estamos día a día, rellenando para poder suplir y tener suficiente para tener por lo menos dos días o dos días y medio”, explicó Luis Rivera, gerente general de Bella Vista.

Al momento, confirmó Rivera, no han carecido de diésel, porque cada mañana salen a la calle a buscar el combustible que en estos días no llega a las instituciones médicas debido a la alta demanda y la falta de personal para su distribución. De lo que sí estuvieron a punto de carecer fue de oxígeno. 

“Ayer, conseguimos a una persona que se comprometió a suplirnos los alimentos por los próximos siete días”, señaló Rivera al agregar que otra limitación que han enfrentado es la falta de opciones de pago para cumplir con los suplidores y empleados ante el colapso del sistema de comunicaciones.    

Bella Vista tiene 65 personas internadas.

Otro de los suministros de alta demanda en estos momentos y que ya comienzan a escasear son los sueros. El presidente de la Iglesia Adventista en Puerto Rico, José Alberto Rodríguez, señaló que, gracias a las relaciones con la Iglesia internacional, el Hospital Loma Linda, en California, enviará este jueves un avión con diversos suministros para suplir a Bella Vista y otras instituciones médicas del área que así lo necesiten. 

“Gracias a Dios ya estamos normalizando algunas cosas dentro del hospital. Desde Loma Linda vamos a recibir sueros y medicamentos y frazadas para los albergues y las personas de la comunidad”, dijo Rodríguez al agregar que esperan unas ocho paletas de sueros.

Igualmente, esperan recibir unos 15 furgones la próxima semana. Ayer, ambos se encontraban en el Centro de Operaciones de Emergencias (COE) coordinando para poder recibir los furgones, ya sea a través del puerto de San Juan o Mayagüez.   

“Esto es gota a gota, tenemos que estar buscando poquito en una bomba y un poquito en otra. Cada minuto cuenta para nosotros y se nos hace muy difícil, muy difícil. Todo lo que hicimos desde la hora cero hasta ahora ha sido una bendición”, sostuvo Rodríguez al hablar del suministro de diésel.

Sobre este tema, Rodríguez dijo que están buscando un tercer generador eléctrico para tenerlo de backup en caso de que algunos de los generadores fallen.

“Le pido al pueblo que tengamos calma, pudiera haber pandemias, pudieran haber malos momentos por la crisis que ha generado la escasez de diésel y gasolina, pero necesitamos mantener la calma”, dijo el pastor de la Iglesia Adventista.