El productor y musicólogo Richie Viera lamentó hoy la muerte del pediatra panameño, Roberto Peñalba, quien viajó a Puerto Rico para participar en los bailables del “Día Nacional de la Zalsa” y luego arrojó positivo al COVID-19.

“Es bien lamentable. Hoy sabemos dónde estamos, mañana no. Para mí es lamentable que él venga a Puerto Rico a conocer las orquestas en vivo en un evento como el Día Nacional de la Zalsa y el baile del Hotel Sheraton y que eso le haya costado la muerte… Esta pandemia es como si el planeta fuera lo que es, un solo país. Somos terrícolas y esto nos tocó a todos”, expresó compungido Viera, en entrevista telefónica con Primera Hora.

Dijo que en la mañana de hoy amigos residentes en Panamá le informaron que Peñalba, de 59 años, en Panamá, murió ayer sábado.

“Me llamaron hace cerca de una hora de Panamá. Yo lo conocía porque él estaba envuelto en bailes y hacía producciones con artistas de allá y yo, casi casi, viví un tiempo en Panamá pues hacía muchas producciones con orquestas de Puerto Rico y Nueva York”, relató Viera.

Narró que conoció al médico salsero hace seis o siete años, pero no se vieron durante la visita que hizo el pediatra a Puerto Rico del pasado 5 al 9 de marzo. “Yo no sabía que él estaba aquí. Él estaba en el público (en el estadio Hiram Bithorn) y yo back stage. Me enteré después por la prensa”, contó Viera, quien dijo que cree que ésta era la primera visita de Peñalba a la Isla. El pediatra laboraba en el Centro Médico San Judas Tadeo de Panamá.

“Era un tipo bien alegre, le gustaba vivir el aire de la salsa. Le gustaba mucho bailar y se esmeraba por bailar bien. Creo que estaba como miembro activo en una academia de baile en Panamá”, detalló el productor de la industria de la salsa.

Dijo que cuando vio la noticia de que había dado positivo al coronavirus se comunicó enseguida con amigos en Panamá y “me confirmaron que era el pediatra”. Añadió que trató de comunicarse con él a su teléfono celular, pero ya estaba hospitalizado. Después, Viera dijo que se mantenía pendiente a las informaciones del Ministerio de Salud panameño hasta que hoy que amigos que residen en el país centroamericano le confirmaron el fallecimiento.

“Muchos amigos panameños que compartían con él a diario, que eran bien cercanos a él, están bien afectados”, sostuvo.

“Era extremadamente saludable, pero fue irresponsable porque como médico no se acuarteló. Él llegó aquí enfermo. No sé qué le pasó, pues ya se sabía que esto (el coronavirus) estaba corriendo y él como médico, como pediatra que velaba por la salud de los chiquitos, no se cuidó. Por eso, hay un refrán que dice ‘en casa de herrero cuchillo de palo’”, expresó Viera, quien envió sus condolencias a “todos los panameños, su familia y a sus amigos”.

Acusa de discrimen a la gobernadora

El productor arremetió contra la gobernadora Wanda Vázquez Garced por requerirle distanciamiento social a las personas que estuvieron en el estadio Hiram Bithorn en las filas cercanas en donde habría estado el médico panameño, más “no hizo nada” con las personas que tuvieron contacto con el crucero Costa Luminosa, nave que atracó en la Bahía de San Juan con una paciente italiana de 68 años, que se convirtió en el primer caso con COVID-19 en Puerto Rico y en la primera muerte.

“La gobernadora discriminó contra el festival de salsa más longevo. No dijo nada sobre Carla Campos (jefa de la Compañía de Turismo) quien subió al barco Costa Luminosa (donde hubo más positivos al virus). La gobernadora misma tenía que hacerse la prueba. Aquí se le debe hablar claro al país, como han hecho los artistas, deportistas y hasta algunos gobernantes del mundo”, afirmó Viera, uno de los productores del evento salsero de fama mundial.

Dijo que la gobernadora “discriminó con el festival de salsa, que fue al aire libre, mientras los turistas estaban encerrados en el crucero".

Cuando trascendió el positivo del médico de Panamá, la gobernadora recomendó a los asistentes a la pasada edición del Día Nacional de la Zalsa que tomaran una previsión de distanciamiento social . Como medida de prevención, Vázquez explicó entonces que los asistentes al festival salsero que estuvieron en las filas K, L, M, N y O debían permanecer en sus casas por 14 días, a manera de aislamiento.

Se explicó que el médico viajó a Puerto Rico desde Panamá -junto a otras cuatro personas- el jueves, 5 de marzo. El grupo se hospedó en una casa en Isla Verde. El 7 de marzo, a pesar de presentar síntomas de fiebre y malestar general, el individuo asistió a un bailable en el hotel Sheraton.

Sin buscar ayuda médica, el galeno viajó de vuelta a Panamá el 9 de marzo. Una vez en su país, se realizó la prueba del coronavirus, la que resultó positiva.