El Recinto Universitario de Mayagüez (RUM) de la Universidad de Puerto Rico presentó hoy a Tarzán XII, un cachorro bulldog de tres meses y medio, que tomará el lugar del recién fallecido Tarzán XI.

La mascota fue donada a la Asociación y Fundación Alumni CAAM por el doctor Michael Cabán Soto, quien es médico emergenciólogo aguadillano.

“Agradezco profundamente el desprendimiento del doctor Cabán Soto al obsequiarnos a la nueva mascota colegial. Es un momento muy emotivo para nosotros, ya que solo cinco horas habían pasado desde la muerte de Tarzán XI, cuando ya recibíamos la llamada de la intención de regalarnos el perrito, cuyo precio de venta es aproximadamente $2,500. ¡Quedamos maravillados y más que agradecidos!”, sostuvo en declaraciones escritas Yamileth Valentín Centeno, presidenta de la centenaria entidad.

Relacionadas

Del mismo modo opinó Carlos Díaz-Piferrer Sierra, custodio oficial de las mascotas desde 1984 y fotógrafo de la Oficina de Prensa del RUM.

“Han sido tantas emociones fuertes en tan poco tiempo, que me da miedo que el pecho me explote. Decía José Martí, que el mejor regalo que Dios le da una persona es un hijo, en mi caso me ha dado siete hijos y cinco perros bulldogs que he amado intensamente. Este perrito va a ser un nuevo resurgir después que salgamos de esta pandemia. Sin duda, es un símbolo para el Colegio de amor, unión y tenacidad”, indicó Díaz-Piferrer Sierra, quien es también vicepresidente de la Fundación y Asociación Alumni.

Tarzán XI tiene tres meses y medio de nacido.
Tarzán XI tiene tres meses y medio de nacido.

Por su parte, el doctor Jorge Haddock, el presidente de la universidad, también agradeció el gesto de desprendimiento de Cabán Soto.

“De parte de toda la comunidad universitaria, agradecemos el gesto del galeno, así también de los integrantes de la Asociación y Fundación Alumni CAAM, en especial a don Carlos Díaz-Piferrer Sierra, quien con solidaridad y compromiso, ha mantenido esta hermosa tradición cuidando de las mascotas del RUM con amor y esmero. La presencia de la mascota colegial es parte de nuestra identidad y tradiciones, con la cual buscamos fomentar el cuidado animal, la sensibilidad y la empatía entre nuestra comunidad universitaria, como parte de nuestra responsabilidad comunitaria”, indicó Haddock.

Asimismo, el doctor Agustín Rullán Toro, rector del RUM, manifestó su agradecimiento al doctor Cabán Soto por obsequiar la cría, que por su porte le apodaban Big Daddy.

“Soy amante de las mascotas y cuando supe que ya estaba en manos colegiales, tuve que venir a verlo inmediatamente. Ciertamente, nos llena de mucha alegría y lo vemos como la promesa de que cuando esta situación vuelva a la normalidad, podamos regresar al campus, con nuestros estudiantes y realizar todas las actividades emblemáticas en las que participa también nuestra mascota institucional. Sentimos mucho la muerte de Tarzán XI, quien cumplió su misión durante 12 años. Agradezco profundamente a Carlos y toda su familia por tan desprendidamente asumir los cuidados de la mascota y la Asociación y Fundación Alumni por auspiciar esa gestión”, indicó el Rector.

El RUM también planifica tener una perra, que sería nombrada Jane IX, para la cual la Asociación Dominicana de Exalumnos del Recinto Universitario de Mayagüez ha mostrado su interés de colaborar.

La institución informó la muerte de su mascota anterior, Tarzán XI, el pasado 14 de octubre.