El Departamento de Salud pidió cautela a los ciudadanos que visitarán las playas de Puerto Rico con motivo de la celebración del 4 de julio ante la pandemia del coronavirus.

“Para disfrutar en la playa, lo más importante es el distanciamiento físico social, tanto en el agua como en la arena y las zonas comunes. Del mismo modo, se recomienda el uso de mascarillas, siempre que sea posible, y evitar compartir objetos que tienen contacto con otras personas, tales como gafas y ‘snorkels'”, subrayó la epidemióloga Jessica Irizarry.

La epidemióloga fue enfática al señalar que tanto en la playa como en otros lugares públicos, es importante mantener la distancia física, desinfectar las manos periódicamente, evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca, así como cubrirse al toser o estornudar.

“Si vamos a compartir alimentos de un empaque familiar como, por ejemplo, una bolsa de papitas, debemos servir una ración para cada uno. De esta manera, evitamos contaminar el resto del contenido y disminuimos los riesgos”, agregó.

Salud resaltó la importancia de quedarse en casa si siente síntomas compatibles con COVID-19, si se hizo la prueba y está esperando resultados, así como si ha estado en contacto con personas enfermas.