“Estoy bien orgullosos de los hombres en que se han convertido. A cada rato la gente me para y me pregunta por ustedes. Estoy feliz porque sé que mis nietos y mis nietas van a tener con ustedes unos buenos padres”.

Ese párrafo pertenece a un texto que Irad Ortiz, padre, le envió a sus hijos y destacados jinetes Irad Ortiz, hijo y José Luis Ortiz, el jueves en la mañana desde Saratoga, Nueva York, luego de sentir el respeto que la industria hípica le tiene a sus hijos.

Irad Ortiz, padre reveló oportunamente y con orgullo el mensaje de texto a este medio. No podrá pasar el Día de los Padres con sus hijos en Belmont, Nueva York, pero les adelantó a sus hijos con ese mensaje un cariño especial para ese día.

Relacionadas

“Les di gracias a cada uno por los hijos que son”, agregó.

Irad Ortiz padre dijo que fue fácil guiarle el camino a sus hijos por la industria hípica.
Irad Ortiz padre dijo que fue fácil guiarle el camino a sus hijos por la industria hípica.

Después de todo, Ortiz vive un sueño con sus hijos.

Todo padre sueña un camino para sus hijos, un trabajo para que sean felices, proveedores y exitosos, una familia para continuar con la cepa.

Irad Ortiz, padre ha logrado para sus hijos justo el camino que les deseaba con la ayuda de su papá, que es el primer Irad Ortiz jinete, así como su hermano, el jinete Ivan Ortiz.

“La hípica es lo que yo deseaba para ellos desde que tenían uso de razón”, dijo el hijo y hermano de jinetes, además de dueño de una agencia hípica. “Y fue fácil porque a ellos les gustaba desde chiquitos. Ya tenían sus cascos y en la agencia hacían sus programas y escuchaban a todo el mundo. Fue fácil también porque fueron bien aplicados. Tenían la mezcla de que les gustaba con la dedicación”.

Pero Irad Ortiz, padre les dio a sus hijos más que un camino; los preparó para ganar en ese camino.

Los Ortiz han sido los jinetes más destacados de Estados Unidos por los últimos cuatro años. Irad, de 28 años, ha ganado tres premios Eclipse consecutivos (2020, 2019, 2018), mientras que José Luis, de 27, ganó el del 2017. El premio Eclipse reconoce lo más destacado de la hípica de Estados Unidos, Canadá y Puerto Rico.

Por más de cuatro años, los hermanos tienen montas regulamente en las carreras de la Triple Corona. Los han procurado por todos Estados Unidos, en Londres, en Oriente Medio, en carreras de la Confederación Hípica del Caribe. Son reconocidos mundialmente y su negocio es próspero.

Además son queridos por la industria hípica, según lo demostró ese sector luego de la caída que sufrió Irad Ortiz, hijo el 3 de junio en Belmont Park de Nueva York. Ese día, así como durante esa semana, la industria se desbordó en buenos deseos para el jinete y su hermano José Luis, que corrió a socorrer a Irad sobre la pista de Belmont.

La cadena de televisión NBC colocó, inclusive, una cámara en la sala del hogar de Irad para que millones de televidentes vieran, en la transmisión en directo del clásico Belmont Stake el 5 de junio, que el jinete boricua estaba bien de salud luego de su peligrosa caída.

Ese lado humano de los Ortiz tiene al padre más orgulloso que antes.

“Es lo que desea todo padre. Por eso les escribí el texto que les envié a los dos”, dijo.