Un gran jurado federal emitió hoy una acusación formal contra el productor Rafael “Raphy” Pina Nieves por violación a la ley de armas.

De acuerdo con la acusación formal, el 1 de abril de 2020 o alrededor de esa fecha, Pina, sabiendo que había sido convicto con una pena superior a un año y tenía prohibido poseer o portar armas de fuego, poseía a sabiendas: una pistola Glock, modelo 19, calibre 9 mm; un Smith & Wesson, modelo SD40, calibre .40 y varias municiones. Las municiones fueron detalladas en 526 rondas, incluidas 148 rondas de munición de pistola calibre .40, 123 rondas de munición de pistola calibre .357, 3 rondas de munición de pistola calibre .45, 170 rondas de munición de pistola calibre .25, 3 cartuchos de munición de pistola calibre 5.7, 35 cartuchos de munición de rifle calibre 7,62, 18 cartuchos de munición de rifle calibre 7,92, 1 cartucho de munición de escopeta calibre 12 y 25 cartuchos de munición de pistola calibre 9 mm.

El Negociado Federal de Investigaciones (FBI) y el Servicio de Impuestos Internos estuvieron a cargo de la investigación del caso.

De ser declarado culpable, Pina enfrenta hasta 10 años de prisión por cada cargo.

Pina acordó entregarse a las autoridades federales en Puerto Rico mañana viernes, 14 de agosto.

Primera Hora intentó contactar al licenciado Edwin Prado, pero declinó hacer comentarios.

En abril agentes del FBI allanaron una de sus propiedades, específicamente una residencia en la urbanización Caguas Real, en el referido municipio.

En ese entonces, una fuente allegada a Primera Hora aseguró que el también manejador de artistas como Daddy Yankee y Natti Natasha no residía en la propiedad porque la estaban reparando. “Él se mudó hace 8 meses a otro lado”, dijo.

El pasado 8 de diciembre la Policía registró un tiroteo en horas del día contra unas de las oficinas del productor, ubicada en Caguas. En la escena se recuperaron 12 casquillos de calibre .40, 6 casquillos de calibre 223, dos balas calibre 223 y un proyectil deforme disparado.