Lo que el 17 de abril del año pasado fue la escena de una tragedia que impactó a miles  con la muerte de José “Cheo” Feliciano en la carretera PR-176  en Cupey, Río Piedras, hoy día es la zona donde figura un monumento improvisado al fenecido artista ponceño. 

No se sabe de quién fue la idea, ni quién lo hizo, pero lo cierto es que hoy día, en el poste donde el cantante impactó su vehículo Jaguar el Jueves Santo del año pasado, se exhibe un arte con su rostro y la bandera de Puerto Rico. 

En este tributo de pueblo, puede leerse también el nombre completo del artista con  los años de nacimiento y fallecimiento. 

La placa, hecha a mano, tiene grabadas -en la esquina superior derecha- una  iniciales, que se presume son de su autor. 

Aunque la viuda de Cheo, Socorro “Cocó” Prieto, siempre evita mirar hacia esa zona cuando transita la carretera PR-176 porque le trae recuerdos muy dolorosos,  es consciente del tributo que le ha hecho el pueblo de Puerto Rico a su esposo en ese lugar. 

“Sí, sabemos lo que hicieron (en el sitio) y agradecemos todo el cariño y el amor que le tienen a él, y todos los gestos de apoyo y solidaridad con nosotros”, destacó la esposa de Feliciano en entrevista con Primera Hora.

Algunos comerciantes y parroquianos que frecuentan el área, abordados por este diario, sabían de la existencia de la placa en ese poste, pero desconocen quién la puso allí. Tampoco saben quién coloca las flores, las que muchos destacan siempre han estado presentes. 

Los empleados del restaurante Ponderosa que queda justamente antes del poste, habían notado la presencia de las flores y tenían la sospecha de que se trataba de un recuerdo de Feliciano. Sin embargo, no se habían percatado de la existencia de la placa.