La comisionada residente Jenniffer González dijo hoy que los hallazgos del informe de la Oficina del Contralor de los Estados Unidos, (GAO, por sus siglas en inglés) sobre la deuda de Puerto Rico evidencian el impacto del estatus colonial en las finanzas de la isla.

Mediante comunicado de prensa, la comisionada dijo que el informe -que se hizo y publicó ayer por mandato de la ley federal PROMESA- detalla la realidad histórica de los problemas que han llevado a Puerto Rico a la crisis actual: deuda exorbitante; el impacto de los huracanes Irma y María agravaron la situación económica; reducción de la fuerza laboral; alto costo energético, entre otros factores. 

"El informe revela que el Gobierno de Puerto Rico por generaciones, utilizando la triple exención de sus bonos, se endeudó mas allá de su capacidad de repago. Pero es importante resaltar una de las razones por la cual los gobiernos locales tomaron tanto dinero prestado; el estatus colonial.  Nuestra condición territorial, trajo consigo un trato desigual, que permite que el Congreso discrimine en la asignación de fondos federales. Esto obligó a los gobiernos previos a tener que tomar prestado para cumplir con las exigencias de pareo de fondos, que de ser estados serían mucho menor o no existentes", dijo González.

Agregó que el problema del endeudamiento ha sido el resultado de acciones de "muchos gobiernos anteriores", según resalta la expresidenta de la Cámara de Representantes, pero que ha sido esta administración la que trabaja arduamente para restituir la credibilidad del gobierno y enderezar las finanzas de la Isla. 

Un lado positivo del informe, dijo la comisionada residente, "y que debemos todos resaltar", es que reconoce dicho trato desigual y plantea la posibilidad de permitir la igualdad en las asignaciones de programas federales como el Medicaid Matching Rate. 

Además, el informe respalda que se adopten las recomendaciones incluidas en informe del Task Force, que se trate a Puerto Rico como doméstico en la recién aprobada Reforma Contributiva Federal y  que se expanda el incentivo contributivo de las Opportunity Zones, el Crédito por Trabajo Federal (EITC por sus siglas en ingles) y el Crédito por Dependiente Menor de Edad (CTC por susu siglas en ingles) a los residentes de Puerto Rico, según la comisionada.

González agregó que dado a que la raíz del problema reside tanto en la forma en que se ha administrado el presupuesto en Puerto Rico como en la desigualdad en la asignación de fondos federales, la solución a los problemas no puede ser solamente medidas de austeridad de parte del Gobierno de Puerto Rico, sino que requiere de acción del Congreso para proveer las herramientas de desarrollo económico que necesita Puerto Rico para salir de la crisis actual.

Según divulgó ayer El Nuevo Día, (GAO) recomendó eliminar la triple exención contributiva que poseen los bonos de Puerto Rico y fortalecer el alcance de la Comisión de Bolsas y Valores (SEC, en inglés) en materia de valores municipales con la expectativa de que el territorio estadounidense no incurra en las prácticas que condujeron a su colapso financiero.

En un reporte publicado este miércoles, la dependencia federal -que analiza la situación de endeudamiento de Puerto Rico por virtud de la ley federal Promesa- sugirió al congresista (Utah) y el presidente del comité de Recursos Naturales en el Congreso, Rob Bishop, que también considere fortalecer las disposiciones federales en torno a divulgación de información financiera que aplican a los gobiernos estatales, empresas públicas y gobiernos citadinos que emiten deuda.