El gobierno se propone a repartir las 200,000 pruebas rápidas que adquirió para detectar el coronavirus COVID-19 a través de los hospitales, laboratorios clínicos, Centros de Diagnóstico y Tratamientos (CDT), así como centros HIPPAS y 330 para que en cada municipio se comiencen a identificar a las personas afectadas por esta pandemia, según se estableció este sábado en la reunión virtual que sostuvo la gobernadora Wanda Vázquez con los alcaldes.

Mientras, quedó sobre el tintero una contestación a los líderes municipales sobre si el toque de queda establecido para controlar la propagación sería extendido por más semanas.

Primera Hora supo que la gobernadora planteó que la recomendación de extender el toque de queda o reforzarlo la haría el “task force” médico que creó durante la semana. Un informante reveló que Vázquez aludió a que “la métrica será la respuesta del pueblo, si cooperan con las medidas implementadas ahora”.

En resumen, este fue el resultado del encuentro mediante videoconferencia que sostuvieron los alcaldes con la gobernadora en medio de la emergencia causada por el coronavirus.

Los presidentes de la Asociación de Alcaldes, José “Joe” Román (San Lorenzo), y de la Federación de Alcaldes, Carlos Molina (Arecibo), coincidieron en entrevista con Primera Hora que, durante la reunión, se estableció que los municipios podrán contratar con empresas para hacer las pruebas de coronavirus por su cuenta. Sin embargo, todo tendría que ser coordinado con el Departamento de Salud.

“Nosotros hacemos lo que tenemos que hacer. Somos una mano amiga del estado”, precisó Molina.

Sin embargo, el alcalde arecibeño aceptó que en su pueblo no se podrían hacer estas pruebas, pues no tiene CDT ni profesionales de la salud capacitados. Dijo que, en cambio, allí está el laboratorio Toledo y los hospitales con capacidad para hacer las pruebas.

Ante este problema de que no todos los pueblos cuentan con la oportunidad de sumarse a los esfuerzos para realizar pruebas de COVID-19, surgió que el gobierno creará un mapa para identificar a los laboratorios y todos los centros que se harían cargo de administrar estas pruebas rápidas que se adquirieron.

“Va a haber un cierto grupo de laboratorios que va a tener acceso a esa prueba. Si sale positivo, se continúa con la prueba más rigurosa”, afirmó Molina.

Trascendió, además, que el coordinador del “task force” médico, el doctor Segundo Rodríguez, les indicó a los alcaldes que las pruebas rápidas llegarán en los próximos días y que se comprarían más.

Estas pruebas rápidas también serán utilizadas en los aeropuertos, cuando se identifiquen a pasajeros con síntomas del coronavirus, que son fiebre, tos seca y dificultad respiratoria.

Sobre la posibilidad de extender el toque de queda o de establecer un cierre total, los líderes de los alcaldes reiteraron que dependerá de la respuesta del pueblo en esta cuarentena decretada.

“Si verdaderamente los ciudadanos quieren ser parte de la solución, tienen que mantenerse en sus hogares”, puntualizó Román.

“La ciudadanía es parte de la solución de esta emergencia ¿Cómo puede ayudar? Al mantenerse en sus hogares, al tener una buena higiene, al velar por nuestros adultos, por nuestros niños, y al desarrollar actividades en nuestro hogar a distancia, ayuda no solamente a evitar el contagio, sino a la salud mental. No estamos de vacaciones y la emergencia no es un juego. Es algo que tenemos que tomar bien en serio”, agregó el alcalde de San Lorenzo.