Ante la posibilidad de que varios pueblos desaparezcan, el alcalde de Caguas, William Miranda Torres, sugirió crear alianzas municipales que ayuden a reducir gastos.

“Hay que mirar cómo podemos trabajar juntos con compras, con permisos y cómo hacemos regiones que puedan convertirse en autosustentables”, sostuvo. 

Asimismo, recomendó que cada región que se establezca, sean ocho o menos, tienen que tener sus posibilidades de desarrollo y no de competencia.

Además, Miranda Torres propuso unificar todas las regiones gubernamentales para facilitar los procesos. “Tú tienes la región educativa que es una cosa, la región policiaca, la de energía, agua. Hay que uniformar eso. Si no se logra por consenso, alguien tiene que venir y decidirlo”.

Según el alcalde de Caguas, los pueblos pequeños serán los primeros en afectarse con la reducción presupuestaria de $150 millones a los municipios y será un efecto dominó que terminará a nivel isla. Se estima que más de 40 municipios serán insolventes próximamente.

“Va a ser un escenario muy complicado el próximo año, dependerá de qué estrategias se vean a nivel Isla que puedan ayudar a los municipios porque lo único que han hecho es darnos cantazos”, resaltó.

“Lo que va a determinar la supervivencia será la actividad económica que se dé en los pueblos”, vaticinó.

La tasa de desempleo en Caguas ronda por el 9.3%, más baja que el promedio en Puerto Rico.

Sigue pa’lante el nuevo impuesto

Qué paguen los que tienen dinero. Con este ideal, Miranda Torres defendió la Aportación Empresarial Municipal (AEM) que impondrá un nuevo impuesto, por dos años, de .35% del volumen de negocio si sobrepasa los $3 millones anuales.

“A muchas de estas empresas nosotros le hemos ayudado con nuestros incentivos. Ahora, como parte de su responsabilidad social, el sector empresarial tiene que estar consciente de que aquí se nos va la vida a todos”, expuso.

La Ordenanza Número 37 impactará a 190 empresas y recolectará unos $20 millones en los dos años establecidos. El 60% se destinará al mantenimiento de áreas verdes y toda mejora se rotulará con el logo del negocio del cual se sustrajo el dinero.

A la espera del BGF

Una de las razones por las que el líder de Caguas tuvo que crear el AEM es porque el Banco Gubernamental de Fomento (BGF) no le ha pagado $26 millones.

En estos momentos, Caguas se encuentra en un pleito federal con el banco.

“Mi demanda no es por dinero porque sabemos que el banco está quebrado”, aclara. Miranda lo que pide es que el BGF utilice el dinero adeudado como pago de sus préstamos.

Según han asegurado varios expertos, esta demanda –junto a la de San Juan– pudieran empujar al BGF al Título III de Promesa. De ocurrir, se desestimarían los pleitos.

De darse una situación adversa, donde los tribunales fallen en su contra en ambas demandas, el alcalde repensará “las responsabilidades del Estado” y dejará al gobierno central ciertas infraestructuras, carreteras y escuelas.

Su última opción será considerar el cobro por la basura, despidos y la reducción de la jornada laboral.

Para generar economía, el municipio ha creado Caguas Emprende que busca llevar de la mano y apoyar a las personas que tengan ideas de negocio.