La agenda del denominado grupo Frente por Puerto Rico ha sido ampliada para incluir la búsqueda de fondos para la recuperación de Puerto Rico tras el azote del huracán María así como exigir que la ayuda sea proporcional al daño, indicó hoy miércoles el gobernador Ricardo Rosselló. 

Inicialmente, es decir, antes del huracán, la agenda del grupo incluía cabildear en Washington por la inclusión de la Isla en la reforma contributiva federal, acceder a más fondos para el sistema de salud y que se hicieran valer las recomendaciones del Task Force -creado a través de la ley federal PROMESA- para impulsar el desarrollo económico de Puerto Rico. 

“Ahora ante esta situación, le estamos añadiendo lo que es todo el componente del recovery package, el paquete de recuperación para Puerto Rico. Entendemos que se debe tratar igual a Puerto Rico”, dijo Rosselló al concluir una reunión en La Fortaleza con los miembros del Frente por Puerto Rico. 

Rosselló argumentó que los fondos que se reciban deben ser “consistentes con el daño que ocurrió en Puerto Rico”. 

 “Si hubo más daño en Puerto Rico, que en Florida (azotado por el huracán Irma), que sea más el capital acá y si hubo menos en Texas (embestido por el huracán Harvey) que sea menos”, explicó el gobernador. 

“Lo otro es flexibilidad en el uso de ese capital para que no sea solamente una cuestión de levantar el sistema (eléctrico) como estaba antes si no poder establecer el sistema como debe de estar o modernizarlo o hacerlo más efectivo. De nada vale levantar un sistema que va a colapsar nuevamente y estando sujeto al paso de huracanes en Puerto Rico. Es más apropiado tener una visión de cómo lo restauramos apropiadamente y cómo podemos innovar”, abundó.

Se indicó que el grupo tiene pautado próximamente dos viajes a la capital federal, pero no se precisó cuándo. 

En la reunión participaron, entre otros, el arzobispo de San Juan, Roberto González Nieves; el presidente de la Asociación de Hospitales, Jaime Plá; el empresario Manuel Cidre; el exgobernador Carlos Romero Barceló y la excandidata a la gobernación, Alejandra Lúgaro.