La comisionada electoral del Partido Nuevo Progresista (PNP), María Dolores “Lolin” Santiago, dejará el cargo una vez termine el proceso primarista.

Piden no confiar en los resultados filtrados

En NotiUno, Santiago dijo que su salida de la posición se debe a que cuando se conozca al ganador de la contienda por la gobernación el Partido Nuevo Progresista tendrá un nuevo presidente, y los comisionados electorales son puestos de confianza de la presidencia del PNP.

“Yo tengo una responsabilidad y la he descargado cómo se supone. Lo he dicho que es hasta que culmine la primaria. Mi lema era que iba a estar aquí hasta el día 10 (agosto), el día luego de la primaria, o hasta el escrutinio, si era necesario. El presidente que venga o presidenta que venga va a traer su comisionado electoral. Eso no es que te saquen, tú te vas, el presidente del Partido siempre ha traido su equipo de trabajo”, dijo Santiago.

Mientras, ha trascendido que Lind Merle, el comisionado del Partido Popular Democrático, pondría su posición a la disposición del nuevo presidente del PPD.

En ambos partidos, el candidato a la gobernación se convierte en el presidente de la colectividad y en esta primaria estaban en juego las candidaturas a la gobernación por ambas colectividades.

La labor de los comisionados electorales de los partidos principales del país ha estado cuestioanada tras la interrupción del proceso primarista del domingo por retrasos en la entrega de las papeletas nunca antes vistos en la historia electoral de Puerto Rico. De hecho, Santiago aparece demandada en al menos uno de los pleitos judiciales actualmente ante la consideración de los tribunales, el entablado hoy por la gobernadora Wanda Vázquez.