Las personas que llegaron hoy desde temprano al servicarro establecido en el Centro de Convenciones de Puerto Rico, ubicado en Miramar, para entregar documentos pendientes en el Departamento del Trabajo y Recursos Humanos (DTRH) tuvieron que hacer kilométricas filas que en algunas instancias sobrepasó las cuatro horas.

Por más ajustes que han hecho en la agencia para agilizar el proceso de entrega de documentos hoy fue evidente que el gran problema es la falta de empleados pues en la jornada vespertina apenas ocho empleados se encargaban de la dinámica de recogido de papeleos y orientación a la gente que busca beneficiarse del seguro del desempleo, muchos tras quedar sin ingresos por cesantías temporales o despidos permanentes a causa de la crisis provocada por la pandemia de la COVID-19.

Entre los que llegó a las 7:30 de la mañana con la idea de entregar unos documentos que validen que fue despedido de su empleo como contratista por servicios de “handyman” en el Hospital Auxilio Mutuo, en San Juan, se encontró Humberto Irizarry, quien tuvo que ser paciente cuando vio la monumental congestión de vehículos en la zona.

“Ahora es que me vienen a atender aquí… y ahora mismo son las 11:57 de la mañana”, expresó quien hizo la cola de la fila de autos desde el residencial Puerta de Tierra, aledaño a los muelles de San Juan y muy cerca del parque de entretenimiento Bahía Urbana.

“Espero que puedan evaluar el expediente con la información correcta que traje y que puedan determinar que soy elegible para el desempleo”, dijo tratando de ser optimista. “Hay que seguir batallando”, agregó.

El capitán Josué Walker, quien dirigía el flujo de autos que llegaba al Centro de Convenciones, calculó en “miles” la cantidad de autos que desde la madrugada comenzaron a hacer la fila del “servicarro” que “en un momento dado llegó hasta más allá del muelle 10 en San Juan”.

Dijo que a pesar de lo pesado del tránsito se pudo contener la situación pues los empleados del Departamento del Trabajo estaban tratando de agilizar las gestiones. “Sale un auto y entra otro… al momento nada de percances”, reiteró Walker.

Aunque el horario establecido para dar servicios a los ciudadanos fue 7:30 de la mañana a 5:00 de la tarde, el portavoz de prensa del DTRH, Javier Villa, explicó que había intención de atender hasta el último auto que llegue a la zona prevista de entrega.

“Nuestra meta es atender a todos los vehículos que lleguen acá… siempre el periodo de la mañana es más pesado y en la tarde ese flujo vehicular baja… pero siempre se atiende hasta el ultimo vehículo aunque tengamos que extender el horario de servicio”, dispuso al agregar que hay 12 estaciones de entrega. El tiempo que Primera Hora estuvo en el lugar vio operando simultáneamente a entre ocho y nueve empleados que hacían hasta lo imposible por acelerar el trámite de entregas y orientación. Pero el tiempo variaba entre clientes y algunos estaban con una sola persona hasta por más de 10 minutos.

¿Cómo van los desembolsos de dinero a beneficiarios?

Según Villa en términos generales -con el programa de seguro de desempleo regular como con el programa federal de PUA (Asistencia de Desempleo Pandémico o “Pandemic Unemployment Assistance”) se han desembolsado $880 millones a cerca de 220 mil beneficiarios. Hasta el viernes pasado, 171,277 reclamantes estaban recibiendo beneficios del programa de desempleo regular.

Respecto a las reclamaciones de PUA dijo que de las 90,000 que han sido ingresadas al Sistema ya se han declarado elegibles a 77 mil, mientras que unas 320 fueron denegadas y otras 13 mil estaban en un “proceso de evaluación adicional”.

“De PUA cerca de 55 mil reclamantes han comenzado a recibir el beneficio”, sostuvo.

La ley “Coronavirus Aid, Relief, and Economic Security Act” (Ley CARES de 2020) creó el programa federal temporero llamado PUA, el cual provee hasta un máximo de 39 semanas de beneficios para individuos cubiertos que no son elegibles para recibir compensación por desempleo regular y que están aptos y disponibles para trabajar, pero están desempleados o parcialmente empleados por ciertas razones específicas relacionadas al COVID-19.

¿Quién es elegible para recibir PUA?

Usted puede ser elegible para recibir PUA si es empleado por cuenta propia (por ejemplo, contratistas independientes, trabajadores esporádicos o “gig economy workers”, trabajadores de ciertas entidades religiosas), si está en búsqueda de empleo a tiempo parcial, si no tiene suficiente historial de trabajo para cualificar para compensación por desempleo regular, o si ha agotado todos sus derechos para recibir compensación por desempleo regular o beneficios extendidos. Para más información sobre el beneficio pueden acceder https://pua.trabajo.pr.gov/pua/home.