Al finalizar la misa en honor al fallecido presidente del Partido Popular Democrático (PPD), Maritza Ríos, la madre de Héctor Ferrer, tomó un momento para hablar de su hijo, no del político, sino del ser humano "protector, compasivo, amoroso, que trabajó por este pueblo... (porque) amaba esta patria ".

Aceptó que este le "escondió parte de su enfermedad. El 27 de octubre nos reúne y me dice," mamá, te tienes que preparar y tienes que ser fuerte porque me voy antes de diciembre'". 

La maestra retirada recordó cuántas veces, en esos días días, su hijo le dijo cuanto la amaba, le agradeció por ser su madre y le pidió que protegiera a sus hijos "como nos protegiste a nosotros". 

Ya el el doctor le había dicho a Ríos que Héctor no estaba bien. 

"El día 5 de noviembre yo me levanté con una cosa en mi corazón... llegamos al hospital, él estaba bien; me dice 'mamá te amo'", relató.

Sobre los últimos momentos de su hijo rememoró que este le tomó las manos y le dijo : "Gracias por ser mi mamá, te amo', y en ese momento cruzó a la otra orilla". 

Ríos, al finalizar, hizo un llamado para que el esfuerzo de su hijo no sea en vano. 

A los  políticos presentes les dijo: "ustedes tienen todo lo que nos puede ayudar a nosotros; vamos a juntarnos, populares, PNP, socialistas; volvamos a aquellos tiempos, se los pido de favor; el pueblo ya no resiste más; vamos a poner todos un granito de arena". 

A ese pedido se unió el padre de Héctor Ferrer, don Eugenio, quien agradeció el apoyo recibido durante los últimos días. 

"El pueblo necesita gente como mi hijo, que sean verdaderos portadores de la búsqueda por la felicidad y el bienestar de este pueblo; y una sola organización política no puede hacerlo. Hay que tener unidad de propósito para que el esfuerzo no quede en vano y se llegue a la meta deseada", sostuvo. 

Aceptó que "en tanto y en cuanto este pueblo no tenga ese tipo de energía colectiva, en unión todos, en un solo propósito va a ser bien difícil que este pueblo salga de donde está". "Esa era la ambición y la visión de mi hijo y a mí no me queda de otra que hacer eco de esas palabras", agregó.