Su paso por Fortaleza fue prácticamente fugaz.

Hoy, el Tribunal Supremo determinó que Pedro Pierluisi no debe permanecer en la silla de Fortaleza tras determinar que su juramentación como gobernador es inconstitucional. A continuación, resumimos el trabajo que hizo Pierluisi durante sus siete días de incumbencia:

2 de agosto – El licenciado Pedro Pierluisi juramentó por decisión propia al cargo de Gobernador de Puerto Rico de conformidad con la Sección 7 del Artículo 4 de la Constitución de Puerto Rico. Una hora antes, tras una maratónica vista, la Cámara de Representantes, confirmó su nombramiento como Secretario de Estado. En la noche, en su primera presentación como gobernador, dijo que se sometería al proceso de confirmación en el Senado como secretario de Estado y, de ser rechazado, abandonaría de inmediato sus funciones en el gobierno para darle paso a la juramentación de Wanda Vázquez.

3 de agosto – sostiene una reunión en la Fortaleza con unos 20 jefes de agencias quienes le dan un panorama general de cómo están los trabajos en sus respectivas áreas, incluyendo salud y educación, así como sus metas y logros.

4 de agosto  - El juramentado gobernador dio un reverzaso a sus declaraciones del viernes, donde le daba al Senado el poder de determinar si permanecería en el cargo, al argumentar que al convertirse en gobernador, dejó de ser secretario de Estado, por lo que no había pendiente un proceso de confirmación para es cargo. También en la Fortaleza se reúne con alcaldes del Partido Nuevo Progresista que le presentaron algunas preocupaciones como el futuro de la Ley 29 que eximiría a los municipios de aportar al plan de Salud y al sistema de pensiones “Pay as you Go”. Más temprano ese día tuvo otro encuentro con su equipo fiscal.

5 de agosto - Pierluisi, al reaccionar a la demanda radicada por el Senado de Puerto Rico para que se declare nula su juramentación como gobernador, calificó de lamentable que el asunto tenga que dilucidarse en los tribunales y ante la acción del Senado -de no pasar juicio sobre su nombramiento- dijo que esperará por la determinación del Tribunal Supremo.

6 de agosto – Perluisi, en una conferencia de prensa, entre otros asuntos negó las imputaciones de interferencia como abogado cabildero en una investigación legislativa, y reiteró que su participación en cualquier reunión fue simplemente “informativa”. También dijo que sometería al escrutinio de la ciudadanía algunos informes requeridos por ley pero aclaró que hay otra documentación con la que tendría reservas al ser de índole “confidencial”. Sobre los encuentros que ha tenido en los últimos días con funcionarios, dijo que se han limitado a reuniones con el gabinete constitucional y gremios del sector privado, entre otros, y que no ha firmado ninguna orden ejecutiva o ley.

7 de agosto - A través de declaraciones escritas aseguró que, en su momento, estaría reevaluando la Ley de Transparencia por entender que existen dudas y oposición generalizada entre los gremios de periodistas, a quienes les impactaría.