Con todos los votos de la mayoría del Partido Nuevo Progresista (PNP), el Senado aprobó esta madrugada el proyecto de Reforma Laboral. La votación final fue de 20 votos a favor y 9 en contra. No hubo abstenidos. No obstante, la misma tuvo enmiendas.

Antes de la votación, la delegación no estaba de acuerdo sobre algunas de las enmiendas que debían incluir en el controvertible proyecto. A eso de las 11:30 p.m., la delegación del Partido Popular Democrático (PPD) se dirigió en el hemiciclo, en una jornada que se extendió por casi 12 horas.

Se informó que las enmiendas incluían mantener a 12 días las licencias por enfermedad, mientras que el periodo probatorio será de nueve meses, a menos que el empleado sea contratado bajo la Federal Labor Standar Act, en cuyo caso será de 12 meses.

Asimismo, se establece que se tiene que dar acomodo razonable para participar de servicios religiosos sin que el patrono pueda levantar como oposición que tiene demasiados empleados pidiendo lo mismo.

Se elevó también a 30 minutos el tiempo que una madre podrá tomar como periodo de lactancia cada cuatro horas, sin importar que trabaje en un pequeño o mediano negocio.

A través de toda la pieza se incluye lenguaje que especifica que las medidas aplican prospectivamente. 

En caso de despido injustificado, el pago compensatorio no excederá los nueve meses.

Del mismo modo, se establece que entre cada periodo de trabajo, el patrono tiene que dar ocho horas de descanso.

El informe de la comisión de Gobierno, que el martes escuchó a 12 deponentes, no estuvo disponible al cierre de esta edición.

En un aparte previo con medios de comunicación, el gobernador Ricardo Rosselló Nevares dijo que “las preocupaciones” sobre el término de las licencias por enfermedad “son válidas”, pero declinó ser específico sobre si aprobaba el cambio a su versión.

“Siempre estamos dispuestos a la discusión. Lo que sí necesitamos es adelantar una gestión que sea verdaderamente reformativa. Entiendo que el proyecto tiene esos componentes y que va a ser pieza, no de por sí sola, sino con otras piezas que vamos a adelantar para poder tener la economía en desarrollo”, declaró.

También bajaría a votación el proyecto de la Cámara 451 que elimina los convenios colectivos hasta el 2021.

Planchan varios nombramientos

En horas de la tarde, el Senado aprobó cinco nombramientos. 

Tal y como se esperaba, fue la designación de Tania Vázquez Rivera como secretaria de Recursos Naturales y Ambientales, así como presidenta de la Junta de Calidad Ambiental, el que más debate causó.

La delegación popular, el senador independentista Juan Dalmau y el independiente José Vargas Vidot se opusieron a que Vázquez Rivera tuviese dos nombramientos que, entienden, son conflictivos entre sí.

Ese grupo pidió que se separaran las votaciones y aprobaron que fuera secretaria del DRNA, pero le votaron en contra a que dirigiera la JCA. Aun así, el nombramiento pasó con los votos de la mayoría novoprogresista.

La designación de Wanda Vázquez Garced como secretaria de Justicia tuvo la oposición de la senadora Rossana López, quien atribuyó su postura a que la exfiscal defendió hace algún tiempo la pena de muerte, pero en las vistas de confirmación lo negó.

Vázquez Garced dijo entonces que nunca apoyó la pena de muerte, sino que se le preguntó si los que perpetraron la masacre de La Tómbola cumplían criterios para que la fiscalía federal pidiera ese castigo.

Vázquez Garced pasó la votación.

Los otros nombramientos fueron los de Glorimar Andújar Matos como secretaria del Departamento de la Familia, Ivelisse Torres Rivera, Comisionada de Desarrollo Cooperativo y Waleska Maldonado Claudio directora de la Administración para el Sustento de Menores.

Ellas pasaron el cedazo sin problemas.