El Senado aprobaría esta tarde dos medidas dirigidas a frenar los despidos de profesionales de la salud en los hospitales en medio de la crisis salubrista del coronavirus, anticipó el portavoz de la mayoría novoprogresista, Carmelo Ríos Santiago.

Un de las medidas, Resolución Conjunta del Senado 507, otorga un incentivo de $5 mil dólares por cama certificada a los hospitales privados. Además, los Centros de Diagnóstico y Tratamiento (CDT), que abren 24 horas recibirían un incentivo de $250 mil y para los que no abren las 24 horas, la compensación sería de $150 mil.

Los incentivos aplicarían por un período de tres meses y las instituciones hospitalarias también estarían eximidas del pago de agua y luz por tres meses, detalló Ríos Santiago.

El senador novoprogresista indicó que el pago de estos incentivos saldría de los fondos de reserva para el COVID-19, de unos $787 millones.

Las medidas de distanciamiento social y toque de queda impuestas por el gobierno han ocasionado una baja de pacientes en los hospitales y algunas instituciones han optado por reducir sus operaciones cesanteando empleados.

Ríos Santiago dijo que la segunda medida, Resolución Conjunta del Senado 508, busca que se adelanten los pagos de las aseguradoras a la Administración de Seguros de Salud (ASES).

“No hay excusas para cerrar un hospital”, dijo el legislador novoprogresista.

Indicó que también aprobarían hoy una medida que propone un plan de pagos en el Departamento de Hacienda para las pequeñas y medianas empresas PYMES.

También en la sesión senatorial se discutirá el nombramiento del designado secretario del Departamento de Seguridad Pública (DSP), Pedro Janer Román.

La sesión está programada para la 1:00 de la tarde. La senadora penepé Migdalia Padilla, se excusó. En la anterior sesión cuatro senadores populares se ausentaron por considerar que reunirse en el hemiciclo supone un riesgo de contagio al COVID-19 y que las sesiones podrían hacerse, no presenciales, sino mediante la tecnología.