La Fiscalía de Aguadilla entrevistó hoy, miércoles, a una pareja con relación al trágico accidente de tránsito ocurrido durante la noche del sábado pasado, en el que perecieron tres hermanos. en el kilómetro 122.1 de la carretera PR-2 del barrio Caimital Alto, en Aguadilla, confirmó el teniente Elvis Zeno Santiago, director auxiliar del Negociado de Patrullas de Carreteras.  

“Falta la declaración jurada del agente. Estamos verificando las cámaras de seguridad que había en la ruta verificando los ángulos por donde pasó el vehículo y cuando tengamos el listado solicitamos los subpoena (órdenes judiciales para ocupar los vídeos)”, detalló el teniente.

De inmediato, no se piensa citar a la progenitora de las víctimas ya que ni siquiera al presente le han entregado los cuerpos en el Negociado de Ciencias Forenses.

Sobre los análisis de sangre de las muestras tomadas a los dos conductores, Zeno Santiago, explicó que el proceso podría tomar de uno a dos meses.

“Eso es lo usual, primero vamos al hospital donde se hizo la prueba, lo ponemos en un buzón y se envía al Departamento de Salud, se le asigna a un químico para que haga la prueba, los resultados se envían a la División de Alcohol, Radar y Fotómetro y se le envía al agente interventor”, puntualizó el teniente.

Anticipó que para la semana próxima personal de la Administración de Servicios Generales podría concluir la inspección de los vehículos involucrado, la cual comentó no es una pormenorizada.

El accidente ocurrió mientras Sonia Maldonado Galarza, de 49 años, quien es ama de casa, transitaba en un automóvil Nissan Versa, del 2012, por el carril del Solo donde realizó un viraje hacia la izquierda sin tomar las debidas precauciones impactando por el lado derecho el vehículo Volkswagen Jetta del 2000, el cual era manejado en aparente exceso de velocidad.

Las víctimas fueron identificadas como Edgard, Amileidis y Abigail Morales Maldonado de 14, 17 y 20 años, respectivamente.  Esta última estaba en su quinto mes de gestación.

El conductor del Volkswagen, identificado como Wilson Soriano Ramos, de 21 años fue dado de alta ayer y su hermana de 16 años fue transportada al Centro Médico de Puerto Rico, en Río Piedras, ya que recibió una fractura en un brazo. La condición de ambos es estable, indicó el teniente Zeno Santiago.

Con la entrevista a los testigos, entre ellas la de una conductora que asegura que el automóvil que manejaba Soriano Ramos le pasó por el lado a exceso de velocidad y que poco después se topó con el accidente, el fiscal Pierre Montaperto comenzó a levantar el expediente del caso.

Edgard Morales Belmonti, de 53 años, padre de los tres jóvenes, continúa recluido en condición de cuidado en el Centro Médico de Puerto Rico, en Río Piedras. La conductora fue dada de alta.

Por su parte, el alcalde de Aguadilla, Carlos Méndez Martínez, le indicó a Primera Hora, que todavía no se conocen los detalles de las exequias de los hermanos ya que todavía se encuentran en el Negociado de Ciencias Forenses.