Edgard Morales Belmonti, de 53 años, padre de los tres jóvenes que perecieron en un accidente de tránsito ocurrido durante la noche del sábado, en el kilómetro 122.1 de la carretera PR-2 del barrio Caimital Alto, en Aguadilla, todavía no conoce el trágico desenlace.

El exempleado municipal convalece de los traumas sufridos en el accidente y se encuentra en espera de ser sometido a una intervención quirúrgica por una hemorragia cerebral, reveló el teniente Elvis Zeno Santiago, comandante auxiliar del Negociado de Patrullas de Carreteras.

“El papá está en espera de una cirugía por una hemorragia cerebral, está consciente…no lo sabe. La madre de los menores está hospitalizada en el Buen Samaritano, está sedada, ella tiene conocimiento de la muerte de sus tres hijos”, detalló.

El accidente ocurrió cuando él y sus hijos viajaban en el auto manejado por su esposa, Sonia Maldonado Galarza, de 49 años, en un automóvil Nissan Versa, del 2012. Según el informe policiaco, la mujer realizó un viraje hacia la izquierda en un Solo sin tomar las debidas precauciones impactando por el lado derecho el vehículo Volkswagen Jetta del 2000, el cual era manejado en aparente exceso de velocidad.

Las víctimas fueron identificadas como Edgard, Amileidis y Abigaíl Morales Maldonado de 14, 17 y 20 años, respectivamente.  Esta última estaba en su quinto mes de embarazo.

El conductor del Volkswagen, identificado como Wilson Soriano Ramos, de 21 años sigue recluido en hospital San Carlos en Moca y su hermana de 16 años fue transportada al Centro Médico en Río Piedras ya que tiene una fractura en un brazo. La condición de ambos es estable, indicó el teniente Zeno Santiago.

El fiscal Pierre Montaperto comenzará a levantar expediente mañana martes, con la entrevista a una testigo que asegura que el automóvil que manejaba Soriano Ramos le pasó por el lado a exceso de velocidad y que poco después se topó con el accidente.

“La investigación va dirigida a imputarle la negligencia a ella (Sonia Maldonado Galarza) porque si no hubiese cruzado la carretera no hubiese habido accidente”, respondió el funcionario.

El oficial agregó que de acuerdo con la escena se presume que ni el padre ni sus hijos hacían uso del cinturón de seguridad ya que todos salieron expulsados.

Todavía no se sabe cuándo se llevarán las exequias fúnebres.