El Negociado Federal de Investigaciones está colaborando en la pesquisa de las autoridades por el asesinato la madrugada del lunes de la persona trans Alexa, en un crimen considerado por numerosas figuras, incluyendo la gobernadora Wanda Vázquez como un crimen de odio.

La oficial de prensa del FBI, la agente Limary Cruz Rubio, no precisó si la agencia asumiría jurisdicción en este crimen por tratarse de un crimen de odio, pero sí dejó saber que hay asistencia a la labor investigativa de la Policía.

“El FBI está en comunicación con la Policía. Estamos colaborando", expresó la portavoz del FBI.

Aunque no se ha informado que asumirán jurisdicción en el caso Alexa, la página en Internet del FBI precisa que esta dependencia “investiga cientos de estos casos cada año".

“Los delitos de odio son la máxima prioridad del programa de Derechos Civiles del FBI debido al impacto devastador que tienen en las familias y las comunidades”, reza el portal. "Un crimen de odio es un delito tradicional como asesinato, incendio premeditado o vandalismo con un elemento adicional de parcialidad. A los efectos de recopilar estadísticas, el FBI ha definido un delito de odio como un “delito penal contra una persona o propiedad motivado total o parcialmente por el prejuicio de un delincuente contra una raza, religión, discapacidad, orientación sexual, origen étnico, género o identidad de género”, explica el FBI en su portal.

Alexa fue asesinada la madrugada del lunes en un pastizal de Toa Baja. Un video en redes sociales que se cree es de este incidente muestra el momento en que acribillan a una persona muy parecida a ella. En el pequeño filme se ve a lo lejos una carpa y una persona caminando. De inmediato se escucha la voz de un hombre gritarle: “mira, dame ese cul..”. Posteriormente le dicen: “te vamos a entrar a tiros…”, “a que me bajo y le meto con el palo”. Unos segundos después se escuchan unos disparos.

Anoche fue detenida, según trascendió, una persona menor de edad en el aeropuerto internacional Luis Muñoz Marín supuestamente vinculada a este crimen.

La figura de Alexa comenzó a circular durante el fin de semana luego que un individuo denunciara en la red social Facebook que Alexa se encontraba en un baño de un restaurante de comida rápida supuestamente intentando ligar a otras féminas a través de un espejo.