La comisionada del Negociado de la Policía de Puerto Rico, Michelle Hernández de Fraley, informó hoy que la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) aprobó la reprogramación de fondos que garantiza el pago de los reservistas, contratistas, suplidores y de otros servicios esenciales para la operación del Negociado durante todo el año fiscal 2017-2018. 

La partida asciende a los $19.9 millones, que son parte del presupuesto de la Policía, de los cuales $2.5 millones son para el pago a los reservistas, que son empleados retirados de la agencia que regresan a rendir otros servicios. 

Sin embargo, en el comunicado de prensa no se indicó cuando comenzarían a hacerse los pagos. 

“Después de varias conversaciones con la Oficina de Gerencia y Presupuesto y los asesores de la Junta, logramos la autorización y vamos a procesar los pagos de los reservistas que han sometido sus facturas por los servicios brindados durante este año fiscal”, indicó Hernández de Fraley, en declaraciones escritas. 

En el caso de los reservistas, esta reprogramación de fondos permitirá el desembolso de los pagos atrasados que corresponden a julio y agosto y garantiza el pago de los servicios que serán facturados durante el resto del año fiscal, según lo explicó.  

Dentro de los servicios esenciales para la operación efectiva del Negociado están los arrendamientos de locales privados, torres de comunicaciones, el mantenimiento y reparación de la flota vehicular, los servicios tecnológicos, el recogido y disposición de desperdicios sólidos y otros.