El hombre que sobrevivió el pasado jueves a una balacera reportada en Añasco, en la que una niña de ocho años y su madre murieron, fue acusado anoche por violación a la Ley de Armas y quedó en libertad tras haber pagado una fianza de $20,000, informó el Negociado de la Policía.

El acusado fue identificado como Freddy Charon Valentín, conocido como Baby Boy.

Según trascendió, el hombre de 27 años resultó ileso durante el tiroteo que se registró a eso de las 6:40 p.m. en la carretera 109 del barrio Espino de Añasco.

Debido a la balacera, Roseliam Torres Henríquez, de ocho años, y Yesenia M. Henríquez Rivera, de 31 y esposa Charon Valentín, resultaron heridas en distintas partes del cuerpo, y fueron transportadas al Hospital San Antonio en Mayagüez y el Centro Médico de ese municipio, respectivamente, donde murieron.

Como parte de la investigación del crimen, al hombre se le ocupó una pistola marca Glock, modelo 27, calibre .40 con varios cargadores, para la cual no tiene licencia. Por tal razón, se le acusó por violación a tres artículos de la Ley de Armas.

El juez Ángel López, del Tribunal de Mayagüez, encontró causa probable para arresto en todas las denuncias y le fijó una fianza global de $20,000. La suma la prestó a través de fiador.

La vista preliminar fue señalada para el 22 de julio.