El secretario del Departamento de Seguridad Pública, Héctor Pesquera, defendió hoy el proceder de los agentes del Negociado de la Policía ante las tensiones con los manifestantes durante el Paro Nacional del Primero de Mayo. 

Los actos, celebrados en la Milla de Oro, en Hato Rey, se volvieron violentos cuando un grupo deseaba pasar por un tramo al que la Policía les tenía limitado.

"La Policía tomó una posición defensiva", dijo Pesquera en WKAQ 580.

Según argumentó, esta postura se debió a la "violencia" de los manifestantes que querían pasar por la avenida Juan Ponce de León para llegar al edificio Seaborne, donde la Junta de Supervisión Fiscal tiene sus oficinas.

La manifestación tenía como propósito repudiar las propuestas de austeridad del ente federal que control las finanzas del País, y del gobierno de Ricardo Rosselló Nevares. 

Esta actitud defensiva, en la que lanzaron gases lacrimógenos a todos los presentes, incluyendo menores de edad, Pesquera la catalogó como "excelente". 

"La Policía se comportó de una manera excelente. Mantuvieron su línea: No van a pasar por aquí porque no van a pasar por aquí... Es que ellos [los manifestantes] quieren imponerse", dijo. 

Para el funcionario, ese grupo de manifestantes -que denominó como el colectivo Se Acabaron Las Promesas- fueron a generar violencia porque "cuando tú vas a un marcha con escudos, no hay que ser sherlock Holmes [para saber qué harán]". 

Hace unos días, Pesquera aseguró que  podía identificar fácilmnente a los manifestantes violentos.

"También nosotros tenemos derechos. La Policía también tiene derechos", resaltó en la radio. 

El secrtetario reiteró que Puerto Rico es "un país de ley y orden" y le pidió a la ciudadanía dar gracias por estar en una sociedad democrática.  

"Esos policías estaban para defender los derechos de ellos… Porque tú tengas un derecho a protestar, no es un derecho a violencia. Esto no hay que explicarlo, el que quiera, que vea los visuales", dijo. 

Pesquera aprovechó la ocasión para felicitar a los agentes de la Uniformada por los actos realizados. 

La Policía certificó hoy que las manifestación del Día Internacional de los Trabajadores culminaron con 20 arrestados, de los cuales cuatro ya han sido dejados en libertad.