La Policía se presta a realizar este miércoles una rueda de confrontación mediante fotografías con los testigos de la extensa escena que suscitó el pasado lunes durante un tiroteo entre uno o varios maleantes y agentes policiacos desde Carolina hasta Santurce, el cual dejó el saldo de tres uniformados muertos.

El comisionado auxiliar de Investigaciones Criminales, Rolando Trinidad, informó en la emisora WKAQ 580 que se espera que “ya en horas de la tarde ya conozcamos” quién fue el perpetrador de este tiroteo.

Hasta el momento, se han divulgado de manera extraoficial dos nombres de personas que pudieran estar ligadas al tiroteo. Uno de ellos es un hombre que fue asesinado en la madrugada de ayer y cuyo cadáver apareció cerca de la YMCA, en Santurce, con un letrero en cartón que leía: “Yo soy el responsable del asesinato de los guardia(s). Aquí está”. Se trata de David E. Rivera Batiz, de 25 años y vecino de Ponce.

El otro nombre que ha sonado y cuya ficha se divulgó en las redes sociales es el de Carlos Cotto Cruz, conocido como Wasa.

Trinidad afirmó esta mañana que por varios artículos de los reglamentos de la Policía “nos prohíbe hacer quizás una subjetividad en la identificación de las personas. Nosotros no vamos a descartar ahora mismo ninguno de los nombres que ha surgido para que el proceso sea lo más limpio posible”.

Entretanto, la directora del Instituto de Ciencias Forenses, María Conte, confirmó que los policías municipales Luis X. Salamán Conde, quien laboraba hace 11 meses en la División de Tránsito y que falleció en el hospital de la Universidad de Puerto Rico en Carolina, y Eliezer Hernández Cartagena, adscrito a la Unidad de Ciclistas de la zona turística, así como el agente estatal adscrito a la Unidad Turística de Isla Verde, Luis Marrero Díaz, de 43 años y quien llevaba laborando 19 años en el Negociado de la Policía, murieron a causa de las heridas de bala recibidas.

Señaló, a la misma emisora radial, que durante el día de hoy continuarían analizando evidencia recopilada en las escenas, las cuales se extendieron desde la carretera PR-3 en Carolina, hasta la calle Júpiter, contiguo al residencial público Luis Llorens Torres de Santurce.

El secretario de Justicia, Domingo Emanuelli, informó en NotiUno que designaron a siete fiscales para tender este crimen por “lo complejo de la escena”.

Comentó que tienen fiscales por cada una de las zonas en las que se reportó un tiroteo o incidentes. Estas fueron en la carretera PR-3, cerca de una tienda Gliden y un restaurante Jalisco, en Carolina. Allí fue donde el atacante chocó mientras conducía una guagua Hyundai Tucson que figura como hurtada, disparó contra policías municipales, hirió al agente Salamán Conde, intentó robarle su motora y robó un auto Hyundai Accent, color blanco, del 2003, en el cual se dio a la huida.

También se registró un tiroteo cerca de la comandancia de la Policía en Carolina, así como en la avenida Román Baldorioty de Castro, por el hotel Embassy Suites. En esta última zona logró herir de muerte a los otros dos agentes.

La escena culminó en la calle Júpiter, en Santurce, donde el malhechor abandonó el carro hurtado y se internó en el residencial Luis Llorens Torres.

Emanuelli dijo que “se está adelantando en la investigación”.