A 24 horas del asesinato de la sexta persona transexual en la Isla en lo que va del año, la Policía no tiene ni una sola pista de las personas que mataron a tiros a Michellyn Ramos Vargas ni cuál fue el móvil del crimen.

Así lo aceptó a Primera Hora el teniente Aníbal Pérez, director de Homicidios de la región policiaca de Mayagüez.

El mayor problema que tenemos en estos casos es la cooperación. Mucha gente puede tener información importante para nosotros y, tal vez, por el miedo no quieren cooperar. La realidad es que para nosotros poder esclarecer este tipo de caso, necesitamos la cooperación de la ciudadanía”, afirmó Pérez.

Explicó que los agentes que investigan el caso estuvieron hasta altas horas de la noche entrevistando personas en el residente El Carmen, en Mayagüez, donde vivía Michellyn, así como a familiares. Sin embargo, no obtuvieron información que condujera a darle dirección a la pesquisa.

Nadie nos ha dado pista que nos lleve a nosotros a identificar a un sospechoso”, planteó, al hablar del asesinato reportado a eso de las 6:15 a.m. de ayer, miércoles, en la carretera PR-114, del barrio Sabana Grande de San Germán.

Pérez destacó que estas primeras horas de la investigación son cruciales. Por ello, clamó porque toda persona que conozca si Michellyn tenía alguna pareja o relación especial, así como algún conflicto con alguien que lo reporte a la Policía. Informó que el número para llamadas confidenciales es el 787-343-2020. También pueden comunicarse al 787-832-9696, extensión 1511, con el agente José Acevedo Olivencia, a cargo de la pesquisa.

“Mientras más tiempo pasa, la posibilidad de que la verdad se encuentre es menos probable. No empece a eso, cualquier información que nos den es buena, porque nosotros la trabajamos”, sostuvo el teniente.

De paso, Pérez informó que desde el año 2013 no se reportaba en la zona de Mayagüez un crimen contra un miembro de la comunidad Lgbttiq+. Dijo que el mismo fue esclarecido.

Michellyn fue la sexta persona trans asesinada en lo que va del año. Los otros cinco trans asesinados este año fueron Alexa, quien fue ultimada en febrero pasado en Toa Baja; Yampi, un hombre trans asesinado en marzo pasado en Moca; el doble asesinato de Serena Angelique Velázquez y Layla Peláez, reportado en abril en Humacao, así como Penélope Díaz Ramírez, quien murió en abril pasado mientras se encontraba ingresada en una cárcel para hombres.

De estos crímenes, solo en el doble asesinato de Serena y Layla se detuvieron a dos personas, que son procesadas en el foro federal por crímenes de odio.