Ahogada en llanto tras enfrentar la dolorosa noticia sobre el deceso de su esposo, el agente Miguel Martínez Ortiz, quien se convirtió hoy en el primer policía en perder la lucha contra el coronavirus, Gina Claudio destacó las cualidades como ser humano y su sacrificio diario en el desempeño de su trabajo.

“Mi esposo es un servidor público de corazón; un policía que se entregaba totalmente a todo lo que tenía que ver con su trabajo. Muchas veces dejaba a su familia para poder cumplir como muchos de los policías de Puerto Rico. Con un corazón enorme… un hombre que luchó todo el tiempo por mantener siempre en alto el nombre de la Policía de Puerto Rico”, expresó Claudio en entrevista con Primera Hora.

“Esto es bien duro, es un desgarre total del corazón”, añadió.

Lee: *Muere agente contagiado con coronavirus*

Hace una semana fue la última vez que pudo hablar con su esposo, de 56 años y adscrito al Task Force del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (HSI/ICE, en inglés), porque desde que fue hospitalizado no le permitieron verlo más.

“Ese es dolor tan grande que uno tiene con estos pacientes. Uno los trae y después los pierde. Yo sé que hicieron todo lo que tenían que hacer y estoy muy agradecida de toda la gente de los médicos, de los terapistas, todo el personal médico y técnico estoy muy agradecida de corazón”, puntualizó la viuda, quien es enfermera de profesión.

Aferrada a su fe le pidió al pueblo de Puerto Rico oraciones para su familia y para el resto de los contagiados con este mortal virus.

“Esta enfermedad que ha venido a destrozar los corazones de nuestra gente ha sido muy fuerte. Pero hay un Dios allá arriba y tiene propósito y me agarro a él y pido para las otras personas que también están enfermas que los familiares puedan tener paz en su corazón y acatarse a las cosas que diga el Señor. Lo que pido es oración y oración para todos estos policías que están constantemente poniendo en riesgo su vida”.

La pareja procreó un hijo, que tiene 25 años, y el agente tenía dos más de otra relación que la viuda quiere como suyos, según recordó.

De luto la Policía

El comisionado del Negociado de la Policía de Puerto Rico (NPPR), Henry Escalera Rivera, se manifestó sorprendido con la muerte del agente, quien dijo había mostrado signos de recuperación.

“La Policía está de luto porque ha partido un compañero. Es bien lamentable el fallecimiento de este compañero contaminado con el COVID-19, era un agente que llevaba 28 años de servicio, ingresó el 27 de abril del 1992 y estaba trabajando en la División de Operaciones Conjuntas en el task force de ICE. Extiendo mi más sentido pésame a su viuda y a sus familiares por su partida, así como un abrazo solidario”, exclamó Escalera Rivera.

Lee: “Mil agentes en aislamiento”

También extendió sus condolencias a sus compañeros de trabajo.

En el NPPR hay 90 casos positivos, 923 aislados y se han incorporado 831.

Agregó que, se les brindará ayuda psicológica a los familiares del agente fallecido.