“Hay daños, pero hasta ahora no hay reportado ninguna incidencia física de ningún ser humano”, informó este sábado la alcaldesa de Ponce, María “Mayita” Meléndez, al resumir lo ocurrido tras el sismo de 5.0 de magnitud que afectó el suroeste del país.

Los daños se concentran en la caída de un balcón del Museo de la Masacre, propiedad del Instituto de Cultura Puertorriqueño, así como en la caída de los aleros de varias residencias antiguas en la zona urbano, especialmente en la calle Salud.

Ya esta zona urbana de Ponce había sufrido daños significativos tras los terremotos de enero pasado, debido a que se trata de construcción antigua.

Además, Meléndez informó a Primera Hora que se registró un derrumbe en la carretera PR-2, en dirección de Ponce a Peñuelas.

Esta zona también se había ya derrumbado tras los sismos de enero pasado, lo que provocó que el Departamento de Transportación y Obras Públicas (DTOP) realizara un pequeño desvío para separar la zona de una montaña con la transitada vía.

Derrumbe en la carretera PR-2, en dirección de Ponce a Peñuelas.

El portavoz de prensa del DTOP, Jose Juan Díaz, informó a Primera Hora que el derrumbe registrado hoy “es pequeño. No es algo que afectará el tránsito”.

Lo que se desconoce es la estabilidad que tenga el terreno en la zona. Comentó que ya se enviaron inspectores para hacer un análisis.

Por otro lado, ante este terremoto, en medio de la pandemia del coronavirus, la alcaldesa de Ponce pidió a la ciudadanía que permanezcan en sus hogares.

“Que se queden quietecito, verifica su casa, guante y mascarilla, si es que tiene que salir por si vuelve a temblar”, afirmó.

Meléndez indicó que más adelante informará si abrirá algún refugio y dónde sería.

“Verifiquen sus residencias y no salgan hasta que tengan los avisos nuestros si hay que preparar algún tipo de refugio”, informó.

Reveló, de paso, que “la gente está ansiosa, asustada. Esto es demasiado. Durante este año estos temblores, después del huracán. Todavía de los daños de los temblores estamos esperando ayuda y hay áreas cerradas. Obviamente, la gente está ansiosa con el COVID también y esto lo hemos podido atender, gracias al task force de Ponce, a la Escuela de Medicina, a los cuatro directores de hospitales y del centro, pues estamos a diario dando servicio y trabajando con esta respuesta”.

Reconoció que muchos ponceños todavía viven en residencias comprometidas, que en muchos casos no han recibido sus ayudas para repararlas.

La alcaldesa María "Mayita" Meléndez recorre las zonas afectadas.

“FEMA (Agencia federal de Manejo de Emergencias) sabe que en ese aspecto ahora nos ha pedido más inspecciones y esto no coge inspecciones, es que la ayuda tiene que bajar”, reclamó.

Meléndez dijo que espera esta sábado la visita de la gobernadora Wanda Vázquez para que observe los daños y conozca de primera mano la necesidades que hay en el suroeste.

“Estamos esperando una ayuda que los cinco pueblos (más afectados por los terremotos) sometimos, con planes”, detalló.

Por otro lado, la alcaldesa indicó que este nuevo panorama de los sismos y el COVID-19 la expone en su salud, pues se encuentra en un tratamiento preventivo por un tumor del que fue operada.

“Hay que salir a la calle. Primero es mi servicio al pueblo”, afirmó.