Washington. El presidente Donald Trump hablará de los “peligros del socialismo” el lunes en un discurso en apoyo al líder opositor venezolano Juan Guaidó, informó este jueves la Casa Blanca.

La retórica intransigente contra el socialismo llegará mientras Trump busca convocar a otras naciones para que apoyen a Guaidó, líder de la oposición en la Asamblea Nacional de Venezuela y a quien el presidente estadounidense ha reconocido como líder legítimo de ese país.

Trump también busca dibujar un contraste con las políticas en su propio país, las de los demócratas progresistas, a quien él califica de “socialistas” mientras se alista para su reelección.

El mandatario pasará el fin de semana largo -el lunes es feriado por el Día del Presidente- en su club privado en West Palm Beach, Florida.

Por otro lado, el jueves el canciller venezolano Jorge Arreaza habló a la prensa en la sede de Naciones Unidas para anunciar la creación de un grupo de países dentro de la ONU que denunciará la injerencia en sus asuntos internos y defenderá el principio de igualdad de derechos y libre determinación de los pueblos. Arreaza habló rodeado de diplomáticos de países como Rusia, Irán, Siria, China y Corea del Norte, entre otros.

El canciller dijo que el grupo “hará acciones” para llamar la atención sobre los peligros que “nuestros países enfrentan” aunque no especificó de qué acciones se trataría. Habló en clara referencia a Estados Unidos y el hecho de que éste se niega a apoyar a Maduro y “ahoga” a su país con sanciones.

Arreaza también habló sobre reportes del gobierno cubano anunciando que aviones militares estadounidenses volaron recientemente a aeropuertos de Puerto Rico, República Dominicana y otras islas caribeñas, probablemente sin el conocimiento de los gobiernos de éstas, para preparar una agresión militar contra Venezuela.

“Es muy peligroso”, dijo Arreaza. “Estados Unidos está jugando a un nuevo tipo de guerra sicológica y también a tratar de asediar y acorralar”.

También dijo que “el golpe de Estado” que Estados Unidos está promoviendo “ha terminado” y que Venezuela es un país soberano. “Nosotros protegeremos cada milímetro de territorio venezolano”, destacó.