En el capítulo de hoy de “trivialidades por las que la gente pelea en Internet”, una foto de un vestido ha provocado una acalorada discusión en las redes sociales en torno a su color: algunas personas lo ven negro y azul mientras que otras se van de cu… perdón, espaldas,  de que es blanco y dorado. Hay, incluso, aquellos que juran haber visto cómo el traje cambia de color de un segundo a otro. ¿¡QUIÉN TIENE LA RAZÓN!?

La pelea ha alcanzado tal magnitud que al momento figura como el tema más comentado en Twitter con el hashtag #TheDress ocupando la primera posición a nivel mundial. Pero durante la noche del jueves hubo más de uno, entre ellos “White and Gold” y “Blue and Black”, que forzaron a  millones de personas alrededor de la Tierra a asumir una postura en relación a este importantísimo debate.

En Buzzfeed incluso hicieron un sondeo para medir cuántas personas lo veían de un color y cuántas de otro. Ahí, el equipo “Dorado / Blanco” superó por pela al bando del “Azul / Negro”, con 1.4 millones de votos para el primero y solo 552 mil para el segundo, pero el que ríe último ríe mejor.

La culpable de toda esta debacle cibernética finalmente se identificó y confirmó que el vestido es, en efecto, azul con negro. Caitlin McNeill, una cantante de la isla de Colonsay, en Escocia, explicó que la foto fue tomada por la madre de su amiga, quien pretendía usar el vestido para la boda de su hija y se la envió a esta por mensaje de texto. Ella se la enseñó a su prometido, lo que inició una discusión acerca de su color, por lo que recurrieron a las redes para que la gente les diera la razón a alguno de ellos. El resto es historia.

Varias páginas de Internet se han dedicado hoy a explicar científicamente por qué algunas personas la ven de una forma y otras de otra, pero la discusión continúa, al menos hasta que aparezca la próxima tontería en las redes sociales que provocará la publicación de cientos de notas como esta. 

Por ahora, en lo que quizá todos podemos coincidir es en que el vestido está feo con ganas.