El exjugador puertorriqueño de Grandes Ligas Roberto Alomar, miembro del Salón de la Fama del béisbol en Cooperstown por su gloriosa carrera como segunda base, fue despedido por la organización de los Blue Jays de Toronto luego de que Major League Baseball diera a conocer este viernes que está acusado por un señalamiento de acoso sexual que data de 2014.

Por la misma razón, MLB y su comisionado Rob Manfred anunciaron que el boricua ya no fungirá como consultor de Grandes Ligas y lo colocó en lo que llaman “lista de inelegibles” para trabajar en el béisbol en la capacidad que sea.

Relacionadas

“Estoy decepcionado, sorprendido y molesto con las noticias de hoy. Con el actual clima social entiendo por qué el béisbol está tomando esta decisión. Espero que las alegaciones se puedan ver en el foro apropiado que me permita atender esas acusaciones directamente”, escribió Alomar en las redes sociales. “Yo voy a continuar invirtiendo mi tiempo en ayudar a los niños a perseguir sus sueños en el béisbol. No estaré haciendo ningún otro comentario en este momento”.

En tanto, Manfred fue preciso en un comunicado de prensa en que aclaró que se realizó una investigación que ya concluyó, y en la que se revisó toda la evidencia disponible.

“Por petición de mi oficina, se realizó una investigación independiente por una firma legal externa para corroborar las alegaciones de conducta sexual inapropiada, reportadas por una persona que es empleada de la industria del béisbol a principios de este año y que involucraban a Roberto Alomar en 2014. Habiendo revisado toda la evidencia disponible de la investigación ya completada, he concluido que el Sr. Alomar violó las políticas del béisbol de Grandes Ligas (MLB), y he decidido concluir su contrato de consultoría y colocarlo en la lista de inelegibles”, escribió el comisionado de MLB, Manfred, en un comunicado difundido por la liga.

Roberto Alomar pertenece a una familia eminentemente beisbolera y con rica historia en Grandes Ligas, que comenzó con su padre Santos Alomar, padre (derecha), aquí junto a Robert durante su exaltación en 2011.
Roberto Alomar pertenece a una familia eminentemente beisbolera y con rica historia en Grandes Ligas, que comenzó con su padre Santos Alomar, padre (derecha), aquí junto a Robert durante su exaltación en 2011.

“Estamos agradecidos por la valentía de la persona que nos alertó. MLB continuará esforzándose por crear ambientes en los que las personas se sientan cómodas al hablar sin miedo a la recriminación o la exclusión”.

“Con la intención de proteger la intimidad de la persona que nos alertó, y para proteger su confidencialidad, MLB no ofrecerá más detalles sobre este asunto”, concluyó el comisionado.

Por su lado la organización de los Blue Jays, con quienes Alomar brilló al ganar las Series Mundiales de 1992 y 1993, y con cuya gorra entró el boricua al Salón de la Fama tras una brillante trayectoria de 17 campañas con siete equipos, acogió la decisión de MLB de suspender al otrora jugador que también se mantenía ligado hasta el presente a la franquicia canadiense.

“Los Blue Jays de Toronto están de acuerdo con la decisión de MLB de terminar el contrato de consultoría de Roberto Alomar y colocarlo en la lista de inelegible”, reza parte de un comunicado con declaraciones escritas por parte de la organización. En la misma, los Blue Jays dan validez a los hallazgos de MLB en la investigación.

“Basado en esta conclusión y nuestra corroboración de los hallazgos de la investigación, los Blue Jays están cortando todos los lazos con Alomar, efectivo inmediatamente”.