Luego de que el informe de Major League Baseball (MLB) le exonerara del escándalo de robo de señales mientras dirigía a los Medias Rojas de Boston, Alex Cora surgió como candidato para dirigir al equipo de Puerto Rico para el próximo Clásico Mundial de Béisbol o para regresar como su gerente general.

El presidente de la Federación de Béisbol de Puerto Rico, José D. Quiles, dijo ayer que, en su opinión, Cora fue un chivo expiatorio en un asunto que es mucho más amplio que lo que MLB está investigando, y que posiblemente abarca a los 30 equipos de las Grandes Ligas.

“Claro que lo consideraríamos”, dijo Quiles al responder si tomaría en cuenta a Alex para la posición. “Ya nosotros sabemos el trabajo que él hace. Sería considerado tanto como para gerente general como para dirigente”.

Cora trabajó como gerente general del ‘Team Rubio’ que en el 2017 se quedó con la medalla de plata y finalizó con marca de 7-1 el torneo.

“Voy a evaluar las opciones, pero en estos momentos, Alex tiene las condiciones para ambas posiciones, tanto como para gerente general como para dirigente. Estaría incluido porque no tiene ninguna restricción para no serlo (como tampoco trabajo en las Mayores)”, manifestó el líder federativo, resaltando que la suspensión impuesta a Cora por haber estado involucrado en el esquema descubierto en los Astros de Houston, solamente cubre la temporada del 2020.

El comisionado Rob Manfred hizo público el miércoles el informe de una investigación realizada alrededor de los Medias Rojas de Boston, que ganaron la Serie Mundial en el 2018. Aunque en la misma Cora fue exonerado y solo se señaló a un ‘advance scout’ que al parecer actuó indebidamente con la información que le impartía a los jugadores, el puertorriqueño fue sancionado con un año de suspensión por el esquema descubierto en Houston, ejecutado en el 2017, cuando Cora era su coach del banco.

El miércoles, tras publicarse la decisión, Cora reaccionó mediante un comunicado de prensa en el que dijo que admitía responsabilidad por sus acciones en Houston.

“Me siento aliviado de que las investigaciones de Major League Baseball han finalizado y que el comisionado Rob Manfred estableció en sus hallazgos que yo no cometí ninguna violación a las reglas de MLB como miembro de los Red Sox de Boston en 2018 y 2019”, dijo el cagüeño en un parte emitido por sus representantes, MDR Sports Management.

“Me siento agradecido por la profunda y considerada investigación del comisionado en cuanto a mi conducta como dirigente de los Medias Rojas”, continuó, “y admito total responsabilidad por el rol que tuve, junto a otros, en las violaciones de los Astros de Houston a las reglas de MLB en el 2017. La conducta colectiva de los Astros de Houston en el 2017 fue totalmente inaceptable, y respeto y acepto la decisión impuesta por mis decisiones pasadas”.

Quiles finalizó diciendo que sabía “la calidad de gerente general, de ser humano y de deportista que tiene Alex Cora. Es un hombre de moral. A pesar de la vorágine que causó todo esto de las señas, Alex va a volver a dirigir en Grandes Ligas. Tiene todas las características de un gran dirigente”.