Bueno, al parecer, Brad Pitt hizo bien en no presentarse a la celebración de los premios “Critics Choice Awards 2015”, pues hubiera estado involucrado en un “juego al esconder”.

Muchos medios internacionales notaron todos los esfuerzos que realizaron las actrices Angelina Jolie y Jennifer Aniston para no encontrarse frente a frente ayer.

Según publicó la versión digital de la revista “Us Weekly”, los ojos de todos los presentes en el Hollywood Palladium estaban puestos en las “esposas” del rubio actor, que no se veían las caras desde la ceremonia de los premios Óscar en el 2009.

Como bien recordarán, Pitt y Aniston eran la “pareja dorada de  Hollywood” hasta su divorcio en el 2005. De inmediato, se elevaron como la espuma los rumores de que el matrimonio culminó por la infidelidad del actor con su coprotagonista en el filme “Mr. & Mrs. Smith”, Angelina Jolie. 

Más tarde, fue la propia Jolie, quien admitió que se enamoró de su hoy esposo y padre de seis hijos (tres propios y tres adoptados) en dicho filme. Ummmm.

En la ceremonia de ayer, Jennifer Aniston procuró deslumbrar con su indumentaria, alejándose de su “zona segura” y básica de ropa, puesto que esta vez, optó por un conjunto rojo Gucci de chaqueta escotadísima y pantalón. ¿Quería mostrarle a Pitt todo lo que se perdió? 

Por su parte, Jolie, que acudió al evento por su nonimación como mejor directora por el filme “Unbroken”, vistió un vestido plateado y largo de Versace. 

Al parecer, aunque Aniston ya está comprometida con otro actor, Justin Theroux, las cicatrices no han cerrado por completo. 

Según Us Weekly, ayer, las actrices llegaron a la Alfombra Roja con solo cinco minutos de diferencia; mientras que Aniston llegó agarrada de manos de su futuro esposo a las 5.32 p.m., Jolie llegó sola a las 5:37 p.m.

A pesar de la escasa diferencia de minutos, según el citado medio, el trío se las arregló para no encontrarse. 

Según la publicación, Aniston –que apareció de muy buen semblante a pesar del reciente anuncio de que no fue nominada para los Óscar 2015 por el filme “Cake”– y Theroux se encargaron de no entrar al salón de la ceremonia hasta 20 segundos antes de que el espectáculo iniciara, a las 6:00 p.m.

“Ellos caminaron agarrados de manos (con prisa) y se sentaron con ajetreo en sus sillas”, dijo una fuente a “Us”, explicando que, de esta forma, evitaron el incómodo encuentro.

Durante el primer espacio comercial, Aniston (que estaba sentada a uno de los lados del salón, mientras que Jolie estaba en el lado opuesto, sentada al lado de Takamasa Ishihara, la villana de “Unbroken”) hablaba con Emily Blunt.

Jolie, según el citado medio, se dedicaba a tomarse fotos con sus fanáticos y los críticos y se mantuvo en el área que le fue asignada.

Dos espacios comerciales después, Aniston  y Theroux hicieron una salida rápida, para que, quien fuera la estrella de la serie “Friends” pudiera ir al baño mientras su novio buscaba unas bebidas.

Al salir del baño, Aniston saludada a sus amigas, Julianne Moore y Reese Witherspoon, mientras que Jolie, fue al baño.

Aniston y Theroux permanecieron más tiempo fuera del salón y se perdieron al presentador Michael Strahan con un disfraz alusivo al filme “Maleficent” en tarima, junto con Jolie. 

Algunos espacios comerciales después, Jolie fue corriendo al baño, pero en este punto,  Aniston y su amor estaban “seguros en su mesa”.

Justo despúes de que se acabara el espectáculo, la pareja se despidió rápidamente de sus colegas y fueron escoltados hasta la salida, mientras Jolie se quedó socializando y hablando con Eddie Redmayne. 

Sin moros en la costa, Jolie hizo su propia salida, por la misma puerta que Aniston, pero con bastante distancia entre ella.