Para los acróbatas del China National Circus es una cuestión de orgullo poder presentar las tradicionales artes circenses de su país, por el resto del mundo.

Unos 28 artistas circenses chinos llegaron a Puerto Rico hace una semana, para presentar actos conocidos milenariamente y otros nuevos, en los predios del Estadio Hiram Bithorn.

Entre ellos están Yang Xuan y Du Jingru, quienes siendo unos niños comenzaron a entrenarse en la acrobacia y forman parte del circo. 

“Comencé a los siete años en una escuela especializada en acrobacia, cuando tenía siete años. Mi mamá me llevó a esa edad”, dijo la joven acróbata.

 En el caso de Jingru, entró cuando tenía 11 años y desde entonces se ha dedicado a dicha disciplina.

“Estoy muy orgulloso de poder representar mis habilidades y las tradiciones chinas de la acrobacia, a personas de todas partes del mundo”, aseguró el joven, quien desde hace poco mantiene un noviazgo con Yang.

Por cierto, la pareja se mostró tímida a la hora de hablar sobre la relación, en la que por el momento no vislumbran una boda.

 Vida en el circo

Los acróbatas explican que es el director de la escuela de acrobacia quien determina la especialidad a que se dedicará cada niño.

“Usualmente como funciona es que las personas matriculan a los niños en escuelas circenses y allí les enseñan distintas habilidades como acrobacias, acrobacia aérea, malabarismo, malabarismo con los pies. Luego, el entrenador o el director de la escuela ve a cada uno de ellos y determina en cuál acto funcionaría su talento. En el caso de Yang, supo que era para un acto especial y la puso a tomar lecciones de ballet”, explicó Jeanette Williams, agente que presenta el circo internacionalmente. 

Los novios presentan un acto especial llamado Ballerina on Shoulder en el que ambos combinan la danza y la acrobacia.

“Se llama así porque ella se mantiene con sus puntas de bailarina en los hombros de él. Es un acto muy especial que él requiere mucha fuerza y balance. Ella se para sobre sus hombros y sobre su cabeza, No hay muchos actos como éste, Quizá hay solo como tres en todo el mundo”, indicó Williams.

 La agente destaca la disciplina de los artistas, pues aseguran que además de las funciones que realizan al día, también dedican horas a ensayar.

“Ellos cocinan sus alimentos. Normalmente son los chicos los que cocinan. Tienen sus trailers, vestidores, tienen todo allí. Los primeros días son muy duros, en lo que se organizan. El detalle principal es sincronizar la música y las luces, porque si eso no está perfecto, se puede arruinar un acto”, señaló Williams.

Actos bajo la carpa

Además del acto de Yang Xuan y Du Jingru también se presentará La bicicleta increíble, que mantiene el récord de tener una mayor cantidad de pasajeros. También están los Aros olímpicos, que representa el 2008, cuando se celebraron las Olimpiadas en China. Otros son la Danza sincronizada de la cuica, la Escalera del cielo y la Invasión Sincronizada de Leones Chinos, tan tradicionales de la cultura china.

“Hay otro acto grandioso que se llama The Water Ball, porque hacen malabarismo con los pies con unos recipientes y al final del acto demuestran que hay agua allí adentro. Ese acto generalmente es hecho por chicas, pero en este caso son chicos, porque son muy buenos. Es un acto sensacional. Otro acto que es fuera de este mundo es el Hoop Diving, que es otro tradicional chino y que es presentado un 99.9 por ciento por chinos, porque hay otros países que lo han tratado y no les sale tan bien”, destacó Williams.

(luis.alcaladelolmo@gfrmedia.com)
([email protected])
(luis.alcaladelolmo@gfrmedia.com)
([email protected])
(luis.alcaladelolmo@gfrmedia.com)
([email protected])