Montevideo - Un equipo de arqueólogos uruguayos presentó hoy en Montevideo una investigación que certifica empíricamente el lugar del primer asentamiento europeo en el área del Río de la Plata, establecido en 1527 por el navegante Sebastián Gaboto y que dio comienzo a la conquista de la zona.

Según explicó a Efe el jefe de esta investigación, el arqueólogo de la Comisión del Patrimonio Nacional de Uruguay José López Mazz, en la confluencia de los ríos Uruguay y San Salvador, al suroeste del país suramericano, se estableció un pequeño asentamiento compuesto por un destacamento de alrededor de 30 personas.

Gaboto, de origen italiano pero al servicio de la Monarquía Hispánica, decidió instalar en el lugar unos astilleros para construir barcos más pequeños y navegar a través del cercano Río Paraná.

Esto permitía acceder al oro y a la plata de la región andina a través del interior del continente, evitando así el paso por el Estrecho de Magallanes, en la región más austral de Suramérica.

"Con las naves que fabricó sube por el Río Paraná y cerca de la actual ciudad argentina de Rosario funda el fuerte de Sancti Spiritu. Desde ahí sigue subiendo hacia el norte y después de tres años retrocede y vuelve para España", dijo Mazz.

Según el arqueólogo, una de las cosas "más interesantes que arroja la investigación es que la zona estaba ocupada desde el siglo XI por indígenas locales" de tribus como los timbúes, chanaes, debuá, charrúas, agases o caracaraes, los cuales se aliaron entre ellos para expulsar a los españoles.

Poco antes de la llegada de Gaboto, los indígenas guaraníes también habían intentado controlar la zona, por lo que aprovecharon las hostilidades entre ambas facciones para establecer una alianza con los españoles y resistir conjuntamente los ataques del bloque indígena.

"Casi tres años después de la fundación del asentamiento esperan a la recolección de una cosecha de trigo, de las primeras que se hicieron en América, y abandonan ese asentamiento y el fuerte de Sancti Spiritu debido a la resistencia de las tribus indígenas", destacó Mazz.

En ese momento, Gaboto decide volver a España con sus hombres, pero otros navegantes decidieron seguir los pasos del expedicionario e intentaron controlar el lugar, denominado por los investigadores como Puerto de Naos.

"En 1574, el segundo adelantado Juan Ortiz de Zárate, recibe órdenes de fundar allí una ciudad, aunque también fue expulsado por los indígenas locales", dijo a Efe el arqueólogo uruguayo.

El asentamiento de Gaboto es considerado como el inicio de la conquista de la zona del Río de la Plata, que precisamente en esa época empezó a denominarse así, ya que era la mejor ruta para llegar a los metales preciosos de la zona andina.

"Lo que inicia la investigación es un hallazgo (en 2011) hecho por buzos que encontraron un amontonamiento de piedras en el río San Salvador. Eran las que traían los barcos para darle calado al puerto y entre ellas había restos de cerámicas, vasijas, herramientas (...) datadas en el siglo XVI", subrayó el experto.

Tras ese descubrimiento comenzaron los trabajos en tierra firme para determinar y certificar empíricamente que los españoles habían establecido un asentamiento, el primero europeo en la zona.

"A 15 o 20 centímetros de profundidad encontramos los agujeros de los postes de la estructura de una cabaña, (...) y allí encontramos cerámicas, trazas de combustión y restos de la vida cotidiana", dijo.

Según explicó Mazz, en el terreno estudiado se encontraron cerámicas "con motivos decorativos en los que se reconocen cada una de las diferentes tribus" que habitaban la zona en ese momento, y esa es la base empírica que demuestra y contrasta las informaciones de los documentos históricos de la época.

El investigador indicó que los trabajos en la zona todavía continúan, pero está previsto que en un futuro se explote la zona con el objetivo de acercar a la ciudadanía la historia del lugar.