La tecnología para hacerlo ya existe a nivel experimental, y es posible revisarla a través de un ejemplo -que fue presentado durante el encuentro de la Sociedad Ortopédica de EE.UU. en marzo pasado- que permite ir desde las junturas del hueso de la cadera hasta su estructura celular.

El gigante de la visualización alemán Zeiss desarrolló originalmente esta tecnología para detectar defectos en las obleas de silicio de la industria computacional. Sin embargo, investigadores de la universidad australiana de Nueva Gales del Sur (UNSW) vieron en ella una poderosa alternativa para visualizar el cuerpo humano. Con el apoyo de Google y universidades de Estados Unidos como Stanford y Brown, consiguieron el prototipo que hoy puede verse en www.mechbio.org.

"Por primera vez tenemos la habilidad de ir desde el cuerpo completo hasta el nivel celular para entender sus procesos y cómo todo está conectado", dijo Knothe Tate, responsable del proyecto en la UNSW. "Esto puede abrirnos la puerta a nuevas terapias".

Proyecto preliminar

Incluso el paciente que tenga acceso a esta tecnología podría entender mejor en qué consiste su enfermedad, asegura Alejandra García, investigadora del laboratorio de análisis de Imágenes Científicas de la Facultad de Medicina de la U. de Chile, quien trabaja con imágenes microscópicas a nivel celular. "Es una tecnología muy buena, porque permitirá explorar las relaciones que existen entre la sangre y los huesos, por ejemplo".

Pero no solo el área médica está siendo beneficiada por estas tecnologías, también la educación. De hecho, los ingenieros de Google ya habían incursionado en un proyecto preliminar en 2010, el Google Body 3D, pero no tuvo muy buenos resultados y lo desecharon dos años después. La empresa Zygote lo rescató y lo transformó en Zygote Body, una aplicación web y para teléfonos inteligentes que está disponible en una versión gratuita y otra pagada. Ella permite navegar por el cuerpo humano desde la piel hasta el nivel de órganos y huesos; en algunos casos se puede ver hasta su funcionamiento.

Algo parecido es lo que desarrolló Biodigital, plataforma que también permite explorar el cuerpo humano en 3D y que fue nominada para el premio Webby como uno de los mejores sitios de salud del planeta. Cuenta con más de 5 mil imágenes tridimensionales del cuerpo humano y sus estructuras internas, las que se pueden explorar en detalle.

Cientos de gigabytes

No son las únicas herramientas que permiten viajar dentro del cuerpo humano, aunque todavía en forma limitada. La Universidad de Utah desarrolló Image Vis3D, que aprovechó las capacidades de su Scientific Computing and Imaging para desarrollar unos modelos extraordinariamente detallados, compuestos por cientos de gigabytes de datos, pero que se pueden visualizar sin problemas en una tableta o en el computador.

"Este tipo de programas llevan las hojas de los libros de anatomía a algo didáctico y dinámico", destaca Rony Silvestre, director del Centro de Estudios del Movimiento Humano de la Universidad Mayor. "Esto no solo permite conocer las estructuras del cuerpo, sino funciones más complejas".

Respecto de un potencial Google Earth del cuerpo humano, como el que ha empezado a desarrollar la UNSW con Zeiss, la opinión de los especialistas es que funcionará siempre y cuando esté dirigido simultáneamente a distintos públicos. "El verdadero desafío es entregar algo no muy simple, pero que tampoco sea de alta complejidad", dice Silvestre.