Hoy, si decides ir al buscador Google, y colocas las palabras "moron governor", el sistema te enviará directamente a la biografía en Wikipedia de nuestro gobernador, Alejandro García Padilla, con foto incluida, por supuesto.

Por ninguna parte del texto publicado en Wikipedia aparece el término "moron", ni en inglés ni en español. 

El asunto ya se ha convertido en un tema caliente en las redes sociales y las teorías de conspiración son la orden del día. Algunos ciudadanos han comenzado a recibir una imagen tipo meme, que lee: "1. Entra a Google 2. Escribe 'moron governor' 3. Pavera time".

Se ha especulado, incluso, que los posibles autores de la burla cibernética pueden ser adversarios políticos,  un "hacker" molesto con el primer mandatario –tal vez por el asunto del Impuesto al Valor Añadido (IVA) o "la crudita"– o, simplemente, alguien que estaba bastante aburrido y no tenía nada mejor que hacer con su vida. 

Algunos se preguntan si alguien engañó a Google o el popular buscador está parcializado en contra de García Padilla.


Lo cierto es que existe una técnica conocida como "google bomb", que permite generar cientos de enlaces que le den prominencia a una página para engañar a los buscadores, ya sea de Google, Yahoo u otras herramientas. 

Al presentar los resultados de una búsqueda, los sistemas como Google ordenan los enlaces relacionados de acuerdo a una puntuación que está basada en la información que contiene y en cuán popular o confiable es la página. En el caso del "google bomb", una -o varias- personas (con bastante tiempo, por cierto) generan cientos de enlaces que contengan la frase con la que se quiere relacionar la búsqueda (en este caso, "moron governor") y redirigen a una página con mayor puntuación, como la de Wikipedia del gobernador. 

Políticos internacionales, organizaciones, iglesias y artistas han sido víctimas de esta técnica a lo largo de los años. En 2007, cuando escribías en el buscador de Yahoo "miserable failure", aparecía información relacionada con el entonces presidente George W. Bush. En enero de 2008, al hacer una búsqueda con el término "dangerous cult", aparecía información sobre la Iglesia de la Cienciología. 

Más recientemente, la primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, fue víctima de una broma similar y de muy mal gusto con el buscador de imágenes. En ese entonces, al hacer una búsqueda, aparecía una imagen de Obama con cara de un simio.

Hasta el cantante Justin Bieber, en un momento dado, aparecía con prominencia cuando se hacía una búsqueda de su nombre junto con la palabra sífilis.