La Legislatura Municipal de Caguas se unió al rechazo que ha mostrado el alcalde William Miranda Torres del cambio al sistema contributivo hacia el Impuesto al Valor Añadido (IVA).

Aunque la información trascendió hoy, fue el pasado miércoles en la noche que los legisladores aprobaron de manera unánime una resolución en repudio a la propuesta del gobernador Alejandro García Padilla.

Con el acto, ya son dos los municipios que han promulgado un rechazo a la propuesta “Ley de Transformación al Sistema Contributivo del Estado Libre Asociado de Puerto Rico”. El otro es San Juan, donde anoche la Legislatura aprobó su resolución.

La mayor diferencia entre los rechazos al IVA es que en San Juan se recomendó a los legisladores a votar en contra de la propuesta. En la Ciudad Criolla, empero, emplazaron al gobernador a retirar de la pieza legislativa.

En comunicado de prensa, se detalló que fue Miranda Torres quien presentó la resolución aprobada por la legislatura cagüeña.

Con su aprobación, “además de expresar su oposición a la propuesta, la Legislatura Municipal decretó en el documento que el Municipio Autónomo de Caguas cree en la necesidad de establecer una reforma contributiva, fiscal y gubernamental que propicie el empleo y genere actividad económica; que es imperativo renegociar la deuda, exigir derogar las Leyes de Cabotaje o establecer negociaciones para una tarifa reducida por un periodo de cinco años”, se informó.

El documento también indica que se debe establecer un diálogo amplio entre sectores para alcanzar un pacto en o antes del 1 de julio de 2015, que garantice la estabilidad financiera del País sin menoscabar la calidad de vida de la gente y se exhorta al gobernador a retirar el Proyecto de la Cámara 2329 y presentar un sustitutivo basado en el pacto.

La resolución indica en su exposición de motivos que la Ley de Transformación al Sistema Contributivo “no representa una solución real en el momento histórico que vive la isla. Durante varios meses la Administración Municipal de Caguas representada por su alcalde William Miranda Torres participó junto a otros Ejecutivos Municipales y personal del Gobierno Central en distintas reuniones en el Capitolio con miembros de nuestra Legislatura Estatal, con personal del Departamento de Hacienda, el Gobernador de Puerto Rico, Honorable Alejandro García Padilla, la Asociación de Alcaldes, entre otros sectores, para aportar en un proyecto de vital importancia para la presente y las futuras generaciones que habiten en Puerto Rico. Sin embargo, al presentarse el proyecto final nos enteramos por la prensa que el mismo contiene múltiples interrogantes que van en detrimento de la salud fiscal de los municipios y de los ciudadanos cagüeños”.

También estipula que la propuesta del IVA elimina el impuesto sobre ventas y uso (IVU) municipal e impide proyectos similares que pueden crear los municipios para allegar recursos.

“Los municipios somos el gobierno más cercano a la gente y es esta proximidad que nos permite responder en primera instancia incluso en asuntos que le corresponden al Estado como la seguridad y la educación. Desde el 2013 hemos estado aportando de nuestros limitados ingresos para asumir el aumento a las aportaciones al Sistema de Retiro y la Autoridad de Acueductos Alcantarillados, entre otros. Además, cedimos el .05% de nuestro IVU Municipal al Banco Gubernamental de Fomento mediante COFIM para contribuir. Demostrando en múltiples ocasiones que asumimos nuestras responsabilidades y lo continuaremos haciendo por el bien de nuestra gente”, expresa la resolución.

En la actualidad, el municipio utiliza los recaudos del IVU municipal, que alcanzan $17.4 millones anuales, en el recogido de residuos sólidos, mantenimiento de la infraestructura verde y vial, iniciativas de transporte colectivo, programas de recreación y deportes, ayudas económicas a estudiantes y superadultos, servicios y programas educativos para jóvenes, así como eventos culturales.

Entre los argumentos esbozados en la resolución para rechazar el IVA se encuentran el que la propuesta no informa cómo será la división del 16% y para qué se utilizará y tampoco otorga incentivos o ingresos a los municipios y comerciantes para asumir la carga tecnológica que representará el nuevo sistema. De igual manera, no se vislumbra un plan comprensivo de reducción de gastos del Gobierno Central; elemento indispensable para que se logre el propósito que persigue este proyecto y tampoco dispone sobre la necesidad de restructuración del Departamento de Hacienda que es esencial para lograr una fiscalización e implantación exitosa de este nuevo esquema contributivo.

“En momentos de estrechez económica, aumentar los impuestos afecta aún más a los que menos tienen. Por eso, no podemos estar de acuerdo con la propuesta. Además, no hay confianza en el Departamento de Hacienda y existen muchas interrogantes sobre esta propuesta. Aún estamos esperando las respuestas”, establece la resolución.

“Siendo Caguas la cuna de la gobernanza democrática, y ante la ausencia de transparencia, apertura y participación de los ayuntamientos y la sociedad civil en la implantación de este tributo, nos vemos forzados a oponernos a la aprobación de esta medida”, añade la resolución.

fr