El secretario de la Gobernación, Víctor Suárez Meléndez, fue parco al reaccionar esta tarde a las declaraciones del presidente de la Cámara de Representantes, Jaime Perelló, quien advirtió que ese cuerpo legislativo no dará paso a la reforma contributiva si la propuesta mantiene el Impuesto al Valor Añadido (IVA) sobre los servicios médicos.

“No estamos cerrados a posibilidades… es algo que estamos examinando, pero depende de las proyecciones…”, dijo el Secretario de la Gobernación al pedírsele una reacción a las expresiones de Perelló.

Suárez sostuvo que excluir los servicios médicos del graven dependerá del impacto que esto tendría en las proyecciones que el gobierno tiene con los recaudos del IVA.

Hace unas semanas el secretario de Hacienda, Juan Zaragoza estimó que el impuesto sobre los servicios médicos ingresaría cerca de $480 millones al fisco.

Ya el Ejecutivo ha tenido que hacer ajustes en los estimados con la exclusión del pago del IVA, de las matrículas, cuotas y mensualidades de la educación privada.

Perelló, al anunciar hoy que promueve que también se excluya a los servicios médicos del nuevo impuesto de consumo de un 16 por ciento, dijo que aún no se ha determinado qué mecanismo se utilizará para eximir del pago del IVA los servicios de salud en consultorios médicos, hospitales, laboratorios y en el equipo de asistencia médica. No obstante, aseguró que está en conversaciones con el gobernador Alejandro García Padilla y el presidente del Senado, Eduardo Bhatia, para lograr su eliminación.

El anuncio de Perelló coincidió con la marcha que realizaron en los predios del Capitolio médicos y otros profesionales de la salud opuestos al IVA.

 “Esta Cámara de Representantes no va a aprobar ningún proyecto que establezca que un paciente tenga que pagar IVA al momento de recibir un servicio médico”, dijo Perelló al iniciar las vistas de la Comisión de Hacienda de la Cámara que evalúa la propuesta reforma contributiva del Ejecutivo.

De hecho, hoy comparecieron a las vistas líderes del Colegio de Médicos-Cirujanos, la Asociación Médica, la Asociación de Hospitales, entre otras organizaciones.

Perelló explicó que cada componente de la industria de salud tiene sus particularidades, por lo que todavía analizan si la exclusión sería a base de una exención, en el que no tributaría nada, o mediante una tasa de 0%, a través de la cual los profesionales y compañías médicas pagan el IVA en los bienes y servicios que contratan, pero luego pueden reclamar a Hacienda un crédito.