Miles de estudiantes universitarios de todo el País abarrotaron este jueves la Plaza de la Democracia, en el lado norte del Capitolio, para expresar su rechazo al propuesto Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA).

La manifestación estudiantil se sumó al reclamo hecho más temprano por miles de representantes de colegios católicos y escuelas privadas, en lo que ha sido la expresión popular más contundente en oposición al proyectado gravamen de 16%.

La protesta, convocada por la organización Todos Somos Pueblo, unió a alumnos de todas las universidades públicas y privadas de la Isla, bajo la consigna Educación sin IVA.

“Están tratando de arreglar un déficit del gobierno haciendo pagar al pueblo. Están tratando de cobrarle ese dinero que le hace falta al gobierno, cobrándole al pueblo”, expresó Paola Rodríguez Ortiz, estudiante de sicología en la Universidad Interamericana de Puerto Rico (UIPR) en San Germán.

Sin embargo, la joven reconoció que al bajarle la contribución sobre ingreso a la clase trabajadora, como establece el proyecto, se hace “justicia social”.

“Digo que es como una forma de justicia social porque así el pueblo puede decidir en lo que gasta, y no que el gobierno se lo quite”, abundó la caborrojeña al afirmar que el gobierno no ha sido efectivo en comunicar el proyecto legislativo de reforma contributiva que incluye la medida del IVA.

“Ahora mismo, yo no sé de qué se trata realmente el proyecto, lo único que sé es que van subir el impuesto que está, de añadir al 7% que está actualmente. Deberían buscar una opción para que sea menor, que sea quizás un 10%, que no sea algo tan exagerado como un 16%”, opinó la estudiante.

Asimismo, señaló que estaría de acuerdo con que se aplicaran tasas variables según los productos o servicios porque “le das la oportunidad al pueblo de decidir en qué quiere gastar y si quiere gastar mucho en un producto”.

Por su parte, Daylin Cintrón, empleada de la misma institución, señaló que asistió a la marcha porque a pesar de que el gobierno ha asegurado que los gastos de matrícula, mensualidades y cuotas serán eximidos del impuesto, “todavía no he visto nada por escrito”.

Susan Vélez, alumna en la UIPR de Arecibo, además de protestar contra el IVA por los posibles efectos sobre los gastos educativos, también lo hizo porque la medida podría perjudicar los ingresos que recibe como mesera.

“Ponen a los meseros de Puerto Rico en una situación precaria ya que muchos clientes han manifestado que con la imposición del IVA se les va a hacer bien difícil dejar la propina o no van a dejar ninguna propina. La propina representa parte de nuestro sueldo porque lo que nosotros los meseros cobramos es un (salario) mínimo de $2.13 la hora”, manifestó la universitaria.

A pesar de las recientes acciones de protesta por parte de distintos sectores del País que se oponen a la imposición del IVA, el gobernador Alejandro García Padilla reiteró su posición en continuar con el proyecto que transformaría el sistema contributivo de Puerto Rico.

"Reconozco y defiendo el derecho de todos los puertorriqueños de hacer sentir su parecer y felicito a aquellos que lograron hacerlo de una forma ordenada y pacífica. Igual felicito a la policía y al personal del Capitolio por el orden y el respeto a la divergencia. Tenemos que lograr eliminar los impuestos sobre ingresos a la clase media y pobre para crear un sistema más justo y atacar la evasión. Para ello, he propuesto lo que ha funcionado con éxito en 160 países del mundo. Continuamos enfocados en nuestras propuestas para transformar el país”, expresó el mandatario en declaraciones escritas.

La marcha, salió desde el Estadio Sixto Escobar, en El Escambrón, y llegó al Capitolio cerca de la 1:30 p.m. Según los estudiantes llegaban se dirigieron hacia las escalinatas, que en segundos quedaron cubiertas con la multitud. Una cortina de agentes de la Policía Estatal, escoltas y guardias de seguridad resguardaban las puertas para prohibir la salida y entrada de personas al edificio.

“Ustedes son la palabra de una nueva generación”, manifestó el padre Pedro Ortiz, líder de Todos Somos Pueblo, al saludar a los universitarios desde la tarima.

“Nosotros estamos solicitando que se desista de ese proyecto, que el señor gobernador no continúe con ese proyecto, que ya lo retire de una vez por todas. Es malo, es dañino y si hasta hoy todas las organizaciones que se han presentado en las vistas públicas han dicho que ‘no al IVA’, imagínate si es malo para ellos, va a ser malísimo finalmente para el pueblo de Puerto Rico”, reiteró Ortiz en un aparte con este medio.

Mientras el activista estudiantil, Mikael Rosa, de la Universidad de Puerto Rico en Río Piedras, reiteró que “la educación tiene que ser un derecho de todos los estudiantes”.

“Esto no tiene nada que ver con ninguna institución, esto es Puerto Rico por la educación”, manifestó el presentador Osvaldo Friger, quien fungió como animador en la tarima.

El cantautor Tito Auger fue una de las figuras artísticas que asistió a la marcha, en apoyo a los estudiantes. Luego del saludo del padre Pedro Ortiz, el intérprete entonó El Wanabi para deleitar a los presentes.

Mientras unos cantaban consignas en la plaza, escalinatas y alrededores del lado norte, un grupo de manifestantes se movió al anexo de la Cámara de Representantes con la intención de ingresar a la instalación. Sin embargo, efectivos de la Policía les prohibieron el paso.

De esta forma, una manifestación se mantuvo en esa zona por espacio de una hora. Desde ese punto, cantaron consignas alusivas a la lucha contra el citado impuesto.

“Dónde está Agapito. Agapito no está aquí. Agapito está vendiendo lo que queda del País”, coreaban los estudiantes, avivados por un zanquero.

Luego, el grupo de estudiantes se trasladó a las escalinatas del lado sur, donde repitieron los coros, mientras eran correspondidos por los conductores, que a su paso les tocaban bocina en señal de apoyo.

Durante la protesta, en ese lado del edificio, dos columnas y una de las puertas fueron vandalizadas. Las siglas “IVA”, tachadas y en colores verde y violeta, fueron pintadas con aerosol en el exterior del edificio histórico.

(SUBTITULO) Colegios católicos y escuelas privadas también protestaron

Las protestas iniciaron desde tempranas horas de la mañana cuando un gran número de guaguas llegó hasta el ala norte de la Casa de las Leyes, y su flujo no se detuvo casi hasta las 10:00 de la mañana, para cuando ya las escalinatas y plazoleta del lado norte se habían llenado con estudiantes, padres, maestros, administradores y empleados en general de dichas instituciones.

La manifestación había sido convocada originalmente por la Superintendencia de Colegios Católicos de la Arquidiócesis de San Juan, con el apoyo de la Asociación de Educación Privada. Luego se unieron otras entidades, como la coordinadora Todos Somos Pueblo, encabezada por el padre Pedro y que agrupa a decena de organizaciones comunitarias y cívicas.

En representación de los padres de los estudiantes, Denisse Burgos destacó que la aplicación del IVA a las escuelas privadas y otros renglones que afectan los servicios educativos impactará a trabajadores que hacen sacrificios para tratar de ofrecerles la mejor educación posible a sus hijos.

“Muchos tenemos hasta dos trabajos. En ocasiones, para que mantener a nuestros hijos en el colegio tenemos que dejar de pagar otras cosas y pasamos necesidades y lloramos cuando nuestros sueldos no nos dan para cubrir los pagos mensuales y dudamos de si podemos llevar semejante carga”, expresó Burgos al dirigirse al público en una tarima frente al Capitolio.

“Nuestro único consuelo y motivación es la satisfacción de poder aportar al futuro de nuestros hijos. Señor gobernador, la educación no es un bien de consumo. Es un derecho que tienen nuestros hijos y pedimos que sea respetado”, agregó.

De la Arquidiócesis de San Juan acudió representación de 30 escuelas. También llegaron representantes de colegios de Caguas, Arecibo, Hatillo, Humacao y Ciales.

De acuerdo con observadores, el espacio ocupado por los manifestantes representó una asistencia estimada de sobre 7,000 personas, superando protestas previas que se han llevado a cabo en contra del IVA, que se han estimado entre 2,000 a 3,000 participantes.

Por su parte, el arzobispo de San Juan, Roberto González Nieves, se mostró impresionado por la cantidad de asistentes.

Asimismo, señaló que la aplicación del IVA afecta el derecho de libertad de los padres y madres de poder escoger la formación educativa de preferencia para sus hijos.

"Esto es muy impresionante. Demuestra el deseo de los padres de proveerle a sus hijos una educación de acuerdo a su conciencia", sostuvo González.

"Ellos apoyan al estado mediante sus contribuciones. Pero, además de apoyar el sistema del Estado, optan por un sistema que refleja sus creencias religiosas y el Estado debe respetar sus derechos a adherir la educación de acuerdo a sus valores", agregó.

Según González, el gobierno debe ser más transparente y efectivo en mostrar el fundamento que sustenta el sistema contributivo que está impulsando. Considera que se debe estudiar más a fondo, que se realice una consulta más amplia con el pueblo y con más tiempo.