FRANKFORT, Kentucky. Las exportaciones de whiskey estadounidense disminuyeron el año pasado debido a las disputas comerciales lanzadas por el presidente Donald Trump, aunque las ventas internas del licor van en aumento.

Las exportaciones del whiskey bourbon, el de Tennessee y el de centeno disminuyeron debido a menas ventas hacia el mercado europeo, en medio las disputas comerciales entre ese continente y el gobierno de Trump. Las ventas a lo interno de Estados Unidos, sin embargo, aumentaron, especialmente las de las marcas premium, reportó la asociación de la industria Distilled Spirits Council.

Las reacciones entre los fabricantes fueron dispares.

“Si bien fue otro año bueno para las ventas de licor en Estados Unidos, los aranceles impuestos por la Unión Europea afectaron las exportaciones de whiskey estadounidense”, indicó Chris Swonger, presidente de la asociación.

La UE impuso los gravámenes a mediados del 2018 en respuesta a la decisión de Trump de cobrar aranceles al acero y al aluminio europeos.

Las repercusiones siguieron sintiéndose en el 2019 y las exportaciones de whiskey estadounidense disminuyeron en 16% a $996 millones comparado con el año anterior, dijo la agrupación en su reporte. Añadió que las exportaciones de whiskey estadounidense a la UE bajaron 27% el año pasado.

El whiskey estadounidense comprende un 65% de todas las exportaciones de licores de Estados Unidos, y la UE es el principal mercado de destino. Las exportaciones a España cayeron en casi 44%, las destinadas al Reino Unido en un 33% y las destinadas a Francia casi 20%.

“Los aranceles siguen vigentes y nuestro negocio está prácticamente paralizado, casi no nos llega ningún ingreso procedente de Europa”, lamentó Scott Harris, cofundador y gerente de la Catoctin Creek Distillery en Virginia.

“Sí tenemos producto y almacenes en Amsterdam, pero debido a los aranceles, no vendemos mucho”, añadió.

Los fabricantes de whiskey obtuvieron un poco de alivio el año al concretarse un acuerdo que puso fin a los aranceles de represalia que Canadá y México habían puesto al producto estadounidense. El nuevo acuerdo de libre comercio de Norteamérica preserva cero aranceles para las ventas de licor a los dos vecinos norteamericanos, indicó el reporte.

Catoctin Creek logró vender “una pequeña cantidad” de sus productos en México el año pasado, y ha intensificado gestiones para conseguir mercados nuevos para compensar por las pérdidas europeas, dijo Harris.