La Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego censuró el acuerdo de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) con un grupo de bonistas porque traerá un aumento en la tarifa del servicio eléctrico, se informó mediante comunicado de prensa.

“Nos oponemos rotundamente y denunciamos que este acuerdo con los bonistas es nefasto para todos los puertorriqueños porque las proyecciones para pagar la deuda son irreales, lo que redundará en un aumento en la tarifa para todos los consumidores de energía en la isla, estén o no conectados al sistema de la AEE. Hicieron un acuerdo sin tomar en consideración el censo de los Estados Unidos y el estudio del economista de José Alameda que proyecta una disminución en la población de cerca de 1 millón de habitantes en los próximos años y sin tener presente aquellos ciudadanos que decidan producir su propia energía mediante fuentes renovables” denunció Ángel Figueroa Jaramillo, presidente de la UTER.

El aumento tarifario será de hasta 28% en tres años, según publicó El Nuevo Día.

El líder sindical insistió en que el acuerdo, realizado por la Junta de Supervisión Fiscal, la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal de Puerto Rico (Aafaf), el grupo Ad Hoc de bonistas de la AEE y la compañía aseguradora Assured Guaranty Corp tampoco restructura los intereses a ser pagados por los próximos años.

“Este acuerdo, al igual que el que se logró con COFINA, es malo y llevara a nuestro país a un estancamiento económico aun mayor y un pueblo a la pobreza y la miseria. En este caso, ni siquiera restructuraron los intereses a pagar luego del acuerdo, seguiremos pagando los intereses de la deuda como está ahora” recalcó Figueroa Jaramillo.

Además, alegó que se proyecta que habrá un cargo a los consumidores de energía que se muevan a fuentes renovable lo que conllevará un obstáculo a la transformación energética que necesita el pueblo

Por otra parte, el presidente de la UTIER añadió que este acuerdo tendrá un efecto en el Sistema de Retiro de los empleados de la AEE ya que el acuerdo no establece una obligación al pago del Sistema de Retiro.