Un pequeño grupo de feligreses evangélicos de Caguas, Cidra y Aguas Buenas fue recibido al mediodía de hoy en La Fortaleza por el gobernador saliente, Ricardo Rosselló Nevares.

Los feligreses, tres hombres y tres mujeres, oraron por Rosselló Nevares, quien sale de la gobernación este viernes en medio de una crisis de gobernabilidad.

“Solamente quisimos orar para que el Señor sea el que tome dirección del país y ayude en las decisiones que están por tomarse”, dijo de forma escueta el pastor Eliseo Nieves, de la Iglesia de Dios Incorporada en Caguas al ser abordado por periodistas cuando el grupo salía de la Mansión Ejecutiva.

Nieves se limitó a decir que Rosselló Nevares “está bien, está tranquilo”.

“En realidad nosotros vinimos a orar y a tratar de darle fuerza que es lo que realmente logramos hacer…”, sostuvo. Dijo que Rosselló Nevares los trató de forma muy cordial y que llegaron hasta el Palacio de Santa Catalina por iniciativa propia.

Primera Hora le preguntó si el gobernador saliente les dio algún mensaje, pues no ha tenido apariciones públicas desde el pasado 16 de julio, cuando dijo que no renunciaría a la gobernación. Esta fue su segunda conferencia prensa, tras interrumpir un viaje de vacaciones en Francia al ser develado en los medios de comunicación el escandaloso chat de Telegram.

Mientras tanto, periodistas de distintos medios de comunicación aguardan en la Sala de Prensa por múltiples peticiones de entrevistas al gobernador saliente, así como de información oficial sobre el proceso de transición que debe estar llevándose a cabo antes de que se haga efectiva la renuncia del mandatario, este viernes a las 5:00 de la tarde.